CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Showtime para todos: Real Madrid 100 – 90 Olimpia Milán

Una crónica de: @Javirodespi planetacb

Un espectáculo para la vista del aficionado el encuentro vivido en el WiZink Center entre Real Madrid y Armani Milano, cero especulaciones, bonitas canastas, grandes jugadores y un vencedor, el conjunto blanco se llevó una gran victoria por 100-90 que afianza su liderato.

Radoncic de nuevo y Taylor a jugar

Los doce “sanos” del Real Madrid estaban preparados para jugar frente al Armani y sin ninguna incidencia en ninguno de ellos, pero sí es de destacar la segunda titularidad de Radoncic en el puesto de cuatro y que Jeff Taylor volviera a jugar minutos tras estar inédito en el encuentro ante Unicaja, las cosas de las rotaciones que ya conocemos.

Aquí todos meten

Ya dijo Pianigiani en la previa que el objetivo fundamental era controlar el ritmo del partido pero quizás obvió que ese problema lo iba a tener más grave si no era capaz de controlar a los bases del Real Madrid con Doncic y Campazzo en el quinteto titular, los cuales una velocidad en el juego blanco que nos permitió ver un juego rápido, ágil y con pocas concesiones a la especulación. Sin embargo, lo increíble fue que Milán se metió en la misma dinámica pero sin que su juego se resintiera lo más mínimo por una razón muy fácil, todo el mundo anotaba y de ahí un marcador tan abultado en el primer cuarto de 30-28.

Un Armani muy serio ante el hambre blanca

Algunos inocentes como quién esto suscribe, pensaba que Armani no podría mantener el nivel de anotación exhibido en el primer cuarto y que podría diluirse como un azucarillo, pero lo cierto es que fue todo lo contrario, el equipo milanés movía con acierto la bola, seguía manteniendo un elevadísimo porcentaje en el tiro (nada menos que 77% en triples y 66% en tiros de dos), tenía a tres jugadores en anotación doble, cogía nueve rebotes más que los locales y se encontraba que, todo ello, solo le valía para empatar a 54 en el descanso ante un equipo blanco que empezaba a tirar de imaginación para cubrir las bajas como era poner a Doncic en el puesto de cuatro pero que tenía algo que nunca falta a los chicos de Laso, el hambre, como demuestra Doncic en la última jugada de la primera mitad.

Dos bases y tres más

El clinic con el que nos deleitaron Facundo Campazzo y Luka Doncic fue para enseñar a las escuelas, y no se crean que estamos pecando de exageración, si ustedes lo pudieron ver, siéntase afortunados, para los que no, solo le podemos decir que vimos a dos BASES con mayúsculas en la cancha, con mayor protagonismo de Doncic en la anotación, cierto es, pero demostrando que ambos pueden llevar con solvencia al equipo y hacerle jugar al gusto y estilo del Real Madrid, evidentemente no podemos dejar pasar ese 38 de valoración con el que cerró un tercer cuarto que acabó con 81-74, pero una verdadera muestra de lo que el conjunto blanco deleitó a las 8.067 almas que poblaban el WiZink Center es que miren (y admiren) esta jugada.

Y otra más que cae

Ciertamente no fue un cántico a la defensa el encuentro vivido, pero sí una oda al baloncesto que le gusta al público, sin tanto sistema ejecutado y con mucha libertad individual para los jugadores y, sobre todo, con divertimento, con dos equipos dispuestos a llevarse el triunfo y donde el Real Madrid tuvo mejor chance en los momentos finales a pesar de un inspirado Goudelock que intentó luchar por el triunfo hasta el último segundo pero que acabó finalmente con victoria para la parroquia blanca por 100-90.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva a Kaunas, a enfrentarse contra Zalgiris este jueves a las 19 horas, mientras eso llega, ya saben, sigan sonriendo.

 

Deja un comentario