CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Más alti que bajos: Anadolu Efes 74 – 88 Real Madrid

Una crónica de: @Javirodespiplanetacb

Victoria consolidada del Real Madrid en cancha del Anadolu Efes y que, como en otras ocasiones se cimentó en un primer cuarto primoroso y un último periodo matador para terminar con un marcador de 74-88.

Radoncic a una grada semivacía

Finalmente fue el descarte de Laso, el jugador montenegrino se fue a una grada en el Sinan Erdem semivacía con el inicio de la Euroliga y que parece que tendrá que mejorar el marketing para llenar más un espectacular recinto.

Poderío interior y equilibrio exterior

Ya decía Luka Doncic que era importante salir fuerte para coger confianza y vaya cómo salieron los blancos, a pesar de que el esloveno estaba en banquillo, el Real Madrid demostraba un tremendo equilibrio entre el interior – exterior, con Ayón mandando a sus anchas en la zona y con el apoyo de Reyes, mientras que por fuera, si bien era Randolph quién tomó protagonismo, luego se unieron gente como Campazzo y Doncic que pusieron un 19-28 al final del primer cuarto.

Fantasía Luka en cinco minutos y caos en los otros cinco

Ya barruntaba el esloveno que se iba a marcar un partido de órdago viendo cómo se las gastaba en los pocos minutos de los diez minutos iniciales, pero es que su continuación fue de crack absoluto, perfectas lecturas de pick and roll con Ayón, buen mando en la cancha y una exhibición de fundamentos en generarse espacio para lanzar daba casi una ventaja de veinte puntos que, por esas cosas del baloncesto, se fue desintegrando gracias a una mejora defensiva de los turcos que impidieron la excesiva comodidad blanca en la circulación de balón hasta el punto de bloquear el ataque madridista y porque Mccollum, absoluto chupón de este conjunto, empezó a anotar yéndose hasta los 14 puntos. Así nos dejaba un segundo cuarto con empate a 17 y un marcador de 36-45.

Nadar y casi guardar la ropa

Si tuviéramos que definir el tercer cuarto, la mejor palabra sería “raro”, con decirles que Campazzo puso el tapón de la jornada para después le sancionaran con una falta absurda, ya se pueden ir haciendo una idea, el caso es que el Real Madrid mejoró en su juego tras el nefasto final de la primera parte con dos hombres destacados como eran Fabien Causeur y Felipe Reyes, pero Anadolu tuvo a su favor el despertar de Ricky Ledo que, con ocho puntos consecutivos, fue el único capaz de romper la monotonía de un encuentro que se mantenía en la ventaja blanca de diez puntos y que se quedó en solo seis al final del tercer cuarto (56-62).

Arreón y a la buchaca

Lo que ya hemos visto en otras ocasiones, hoy también lo vimos en Euroliga, en un momento determinado del partido, el Real Madrid volvió a romper el partido para lograr otra cómoda ventaja que dejaba finiquitado el partido, sobre todo con la incomensurable actuación de Gustavo Ayón con Luka Doncic que se llevaron más de tres cuartos de toda la valoración del conjunto blanco con 30 y 32 sobre el 103 total. El esloveno y el argentino se hicieron dueños y amos de este cuarto para un resultado final de 74-88 que daba la primera victoria del conjunto de Laso en esta Euroliga.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita será el próximo domingo a las 18.30 contra Valencia Basket, mientras tanto, ya saben, sigan sonriendo.

 

Deja un comentario