CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Excesivo respeto: Real Madrid 93 – 65 Tecnyconta Zaragoza

Una crónica de: @Javirodespiplanetacb

Partido sin más historia para un Real Madrid que, a medio gas, le valió un primer cuarto para generar ventaja y un último para destrozar a su rival con un marcador final de 93-65.

 

La vuelta de Llull

Nuestro primer comentario del partido debe ser para Sergio Llull, alguien a quién pudimos ver en persona tras tantos vídeos que lleva de su recuperación para que sepamos cómo va a volver más fuerte, su aviso de ayer originó toda una corriente de seguimiento en la afición y que inclusive tuvo varios tifos, entre ellos, éste de Berserkers.

Thompkins desaparecido

Al que no vimos en el encuentro fue al americano Trey Thompkins, descartado por Laso y tampoco entre los no convocados (entró Dino Radoncic en su lugar) fue el “missing” de la jornada, algo extraño cuando tampoco es normal que se quede fuera uno de los extracomunitarios.

 

Un juguete roto

Si ya decía en la previa Jota Cuspinera que el Madrid podía meterte puntos en cualquier cuarto, lo que tampoco podía hacer el equipo maño es ponérselo tan fácil, una endeblez absoluta en defensa dejaba a los blanco jugar completamente a placer, empezando por Causeur que puso los seis primeros puntos hasta un Felipe Reyes que se convirtió en el más valorado de este primer cuarto con 10 créditos, ese equilibrio entre exterior-interior dejaba un marcador claro 26-13.

 

Con Álex Suárez empezó todo

¿Saben quién fue el máximo anotador del Tecnyconta Zaragoza al descanso? Pues Álex Suárez que hizo una primera parte casi perfecta anotando 3 triples sobre cuatro intentos y teniendo la mejor valoración de sus compañeros con un 8, ese fue el tímido despertar de un Zaragoza que empezó a defender mejor, quitarse el miedo que tenía del primer cuarto y, sobre todo, “faltarle” el respeto a un Madrid que tuvo en Kuzmic su mejor aliado en el poste bajo y que hoy se demostraba como buen recambio de Ayón. Todo ello nos dejaba un marcador de empate en el cuarto y manteniéndose los 13 puntos de ventaja al descanso con 46-33 sin dejar de pasar por alto este contraataque entre el más joven y el más veterano.

Excesivo tran-tran

Sabemos que nos tenemos que acostumbrar a ver a otro Real Madrid este año y hoy tuvimos una nueva muestra, llegó el tran-tran de pasar los minutos y seguir manteniendo una ventaja cómoda en el marcador sin necesidad de apretar demasiado que para eso empieza la Euroliga el jueves, eso permitió al Tecnyconta no acercarse, pero por lo menos sí mantener la honrilla, sobre todo desde 6.75 y, lo más importante, manteniendo una mejor imagen para el 61-49 a falta de un cuarto que fue cerrado así por Luka Doncic.

Modo destroyer y a la buchaca

No hubo más historia en el partido en que el Madrid reservó la energía para dar un arreón en el último cuarto y no dar la más mínima posibilidad de remontada al Tecnyconta con un 18-3 en los primeros cinco minutos (para un 32-16 final) y que ya dejó el resultado tan cómodo que nos valió para ver nuevamente la calidad de Causeur en el tiro, minutos para Radoncic, volver a ver buenos momentos de Rudy y el espectáculo de Randolph como podemos ver en este vídeo, en resumen, un resultado total de 93-68 para disfrute de las 8.043 almas que poblaban el WiZink Center.

Así terminamos hoy, nuestro próximo partido ya nos lleva a la Euroliga el día de la Hispanidad ante Anadolu Efes en Estambul, mientras eso llega, ya saben, sigan sonriendo.

 

Deja un comentario