CRÓNICA | Campuzano da al Castilla la primera victoria en casa: RM Castilla 2 – 0 Talavera

Una crónica de: @radf1988

El Castilla buscó y consiguio ganar su primer partido en el Alfredo Di Stefano ante un rival my duro como el Talavera. El equipo merengue salio con Luca en portería, en el lateral derecho Tejero, en el izquierdo Reguilón y acompañándoles en defensa José León y Javi Sánchez. En el centro del campo, Oscar junto con Arturo, en banda derecha Mancebo y en banda izquierda sorprendentemente Quezada, con Cristo jugando por detrás de Dani Gómez en ataque,.

El primer susto de la noche fue para el Castilla tras un rebote en Quezada, que le llegó al delantero talaverano pero este mando el balón fuera por poco. Poco a poco fue dominando el partido el equipo blanco pero sin fortuna de cara a gol. Este año con Dani Gómez parecia que se iba a solucionar la falta de gol de la pasada temporada, pero esta claro que el alcorconero no puede hacerlo todo solo. Mancebo por la derecha, Oscar desde fuera del área, Quezada, Cristo, lo han intentado sin cesar, pero el gol no ha querido llegar en la primera mitad.

En los primeros minutos de la segunda parte el Castilla salió a por el partido, aunque el equipo castellano manchego creó la primera ocasión de gol con un pase al hueco dónde Luca en una buena salida le quito el balón de los pies al delantero talaverano. El Talavera poco a poco se iba acercando a la meta castillista aunque sin acierto, pero fruto de esa insistencia, nos metieron el susto en el cuerpo con dos goles que fueron anulados por fuera de juego, bien anulados por cierto.

Solari en la segunda mitad sustituyo a Dani Gómez y su lugar lo ocupo Campuzano, Franchu sustituiria a Mancebo para dar más mordiente arriba. Y gracias a esos cambios el equipo merengue se activo y llego el primer gol. Seria tras una gran acción de Oscar en el 84’, este conectó con Cristo dentro del área y su centrochut acabó rematandolo Campuzano, recién salido al campo para poner el 1-0 en el marcador.

Solari dio entrada a Jaume Grau por Cristo para intentar mantener el resultado. Pero ahí no iba a quedar la cosa, ya que Campuzano casi marcaria el segundo, haciendo dos recortes magníficos pero su remate lo repeleria el palo para resignación de los asistentes al estadio. Los blancos querían el segundo y lo consiguierón, Quezada se colocó el balón en su pierna izquierda desde la frontal del área y solto un latigazo que hizo inutil la estirada del portero visitante, 2-0 para sentenciar un buen encuentro de ambos equipos.

El Castilla tiene que mejorar de cara a gol si quiere seguir sumando de tres en tres en las próximas jornadas y no depender de la inspiración de un solo hombre, que salga desde el banquillo como revulsivo. Próximo rival, el Navalcarnero a domicilio.

 

Deja un comentario