CRÓNICA ARBITRAL | Borussia Dortmund vs Real Madrid | UCL | Jornada 2

Una crónica de: Nilo Campo Santos

El Real Madrid tenía a priori un partido muy complicado ante el equipo revelación y líder de la Bundesliga. El Borussia Dortmund siempre nos había plantado cara, tres victorias y tres empates para los locales, pero hoy, con un colegiado neutral a pesar de que tuvo errores, pero se vio que son producto del arbitraje. Se nota que es árbitro TOP de la FIFA, el holandés Björn Kuipers y lo es por vocación, su posición económica así lo dice.

En lo disciplinario se le noto un poco caserillo, la tarjeta a Bale me pareció excesiva, mientras perdono alguna a jugadores locales, especialmente una a Aubameyang. Mostró tarjeta amarilla a Bale (28’), Carvajal (38’), Modric (39’), Toprak (51’) y Weigl (62’).


Sus errores más destacables fueron:

Min. 13: Está jugada es más para el asistente de gol, y este entiende que no hay penalti de Ramos, por lo que Kuipers dejó seguir. El tiro de Yarmolenko fue desviado por Keylor Navas y el balón da en la rodilla de Ramos y sube para la mano del capitán blanco. Según la circular de la International BOARD no se pitará mano si viene rebotada de una parte del cuerpo del infractor. Pero, para mí, si debió de señalar penalti, Ramos tiene las manos por encima de la cabeza, ademas debio mostrarle tarjeta amarilla porque el balón no entraba.

Min. 25:  El colegiado estaba encima y entendió que no había falta de Sahin a Kroos. Para mí es clara y de amonestación. El centrocampista madridista se iba con ventaja en una clara contra.

Min. 28: En la disputa del balón por alto, Bale se protege con el brazo. Le pito falta y lo amonestó. No es para ver la tarjeta amarilla.

Min. 54: La entrada de Aubameyang a Nacho en el centro del campo, fue merecedora de amonestación. Concedió la ley de la ventaja, pero luego no lo amonestó.

Min 64: Bale se va de Srokratis y entra en el área con el balón controlado. El central griego, en su intento de despejar tirándose al suelo no alcanza el balón y zancadillea al delantero madridista. El colegiado entiende que toca balón y manda seguir. Era penalti.

Min. 87: Centro al interior del área, y cuando Ramos va a despejar, Aubameyang lo empuja y su remate va flojo afortunadamente. No señalo la clara falta.


Hoy quedo demostrado que en Champions el Real Madrid se transforma, sabedor de que el árbitro de turno no saldrá al campo a perjudicarlos, como ocurre en la liga española. Deberían de tomar nota todos los árbitros españoles y mirarse hacía el interior y no el ombligo y no actuar al dictado como borregos.

 

Deja un comentario