CRÓNICA | Real Madrid 2 – 0 FC Barcelona: Se queda

Una crónica de: @missmarta85

Los blancos dan un repaso a su máximo rival en el Santiago Bernabéu y conquistan su segundo título de la temporada, la Supercopa de España por un global de 5-1 ante el Barcelona, levantando así el trofeo ante su afición en lo que ha sido una gran fiesta en el viejo Chamartin. Pudieron hacer más sangre ante un Barcelona hundido, pero en la segunda parte los blancos se relajaron un tanto y el encuentro no acabó en goleada. Es pronto para hablar de la crisis del rival, como se suele decir, las cuentas las pasamos en Mayo, pero este equipazo de Zizou pinta muy muy bien y parece que ahora nos toca a nosotros disfrutar de un gran ciclo ganador, con una plantilla excepcional se mire por donde se mire. De momento la Supercopa se queda en casa, nos vemos a final de temporada.

Un Madrid muy metido desde el minuto uno sin dar tregua el Barcelona, y ya en el 4’ Asensio marcaria un golazo con esa zurda de oro que tiene tras un espectacular disparo desde los 25 metros, marcando el 1-0 y sorprendiendo a un Ter Stegen que ni la olió. Los culés intentaban adelantar la presión pero los blancos dominarón claramente en los primeros compases del encuentro, aunque poco a poco los blaugranas comenzaban a acercarse al área de Navas, pero sin demasiado éxito gracias a una defensa bien concentrada y las buenas actuaciones del costarricense. A destacar, una falta de Sergi Roberto a Asensio que el colegiado decidio no señalar, y que cortaba un peligrosisimo contraataque blanco (los árbitros siguen a lo suyo). Sin tregua en el encuentro, los de Zizou que llevaban el control del juego tuvierón buenas oportunidades de aumentar el marcador y de no ser por algunas paradas de Ter Stegen y de algunas imprecisiones en el ultimo pase asi lo hubieran conseguido. Los merengues bailaban por momentos al conjunto culé, como si estuviesen coreografiados y el Barça transmitia una sensación de inferioridad tremenda, se veian totalmente superados, y más tras llegar el segundo tanto blanco. Llegaria esté de las botas de Karim en el 38’ del primer tiempo tras un pase de Marcelo al área que el frances remato de zurda adelantadose a su marcador en el area y poniendo así el 2-0, dejando sin opciones de remontada al cuadro catalán. Finalmente el encuentro se iba al descanso con una clara ventaja tanto en el marcador como en el juego a favor de los locales.

Sin cambios en la segunda mitad por ninguno de los dos equipos, el encuentro seguía más o menos por los mismos derroteros, pero a los pocos minutos Valverde movío su banquillo y Semedo entraba por Piqué. En el 52’ un error de los blancos estuvo a punto de convertirse en un tanto del cuadro culé, pero el balón de Messi se estrelló en el larguero ante la buena salida de Navas. Ya en el minuto 60′ Kovacic abandonaba el terreno de juego por Casemiro como primer cambio de Zidane. Oportunidades para ambos equipos en la segunda mitad, los locales quizás algo más relajados pero sin perder la cara al encuentro pudierón ampliar la ventaja. En el 74’ Asensio salía del terreno de juego y Zidane daba entrada al debutante Theo, y minutos después el andaluz Ceballos sustituiria a Kroos. Pocas oportunidades más, llegando el encuentro a su final con un 2-0 en el marcador que daba el trofeo al conjunto merengue.

Finalmente el técnico galo realizó alguna que otra rotación, la defensa siguió siendo la misma que en los últimos encuentros oficiales; Navas, Carvajal, Varane, Ramos y Marcelo continuaban de inicio; Casemiro descansó y Kovacic ocupó su lugar, bien ganada esa titularidad tras su gran partido de ida en el Camp Nou, Kroos seguía sin ver descanso y junto a ellos Modric, que volvía al verde tras cumplir sanción. Bale vio el partido desde el banco, y con Cristiano sancionado, Lucas y Asensio acompañaron a Benzema. Muy corales, a ratos incluso coreografiados… los blancos viven un gran momento de forma y pongas quien pongas en el campo rinde de manera notable.

Hoy el francés ha logrado su séptimo título como entrenador, pero el premio más importante ha sido construir una plantilla completamente saludable en todos los aspectos y con su filosofía puede llegar aún más lejos, lo importante no es llegar ahí, sino mantenerse, y ese trabajo le corresponde al marsellés, como él no deja de decir, todos juntos. En lineas generales muy solvente el elenco inicial merengue, incluso Benzema que últimamente estaba cuestionado por su falta de gol ha logrado un tanto y crear ocasiones. Navas vuelve a ser el de antaño tras una pasada campaña regulera, sublime Kovacic que comienza a destacar sobremanera, y la defensa más soberbia que nunca. A destacar el mallorquín Asensio, comienza a escribir su nombre en letras de oro… eso sí, paciencia con el chico. Debutaron Ceballos y Theo en partido oficial, pocos minutos para observarles, simplemente se unieron a la fiesta al final del encuentro, tendrán más ocasiones para demostrar de su valía.

 

Deja un comentario