OPINIÓN | Rodríguez vs Rodríguez

Un articulo de: @danipuerto6

Sergio Rodríguez ha fichado por el CSKA de Moscú procedente de la NBA.  Dicho así, sólo es otro movimiento del verano, extraño, pues lo normal es que sean en sentido contrario, el talento europeo va a EEUU y no al revés. Como digo, dicho así, parecería un movimiento más, importante eso sí, pero uno más, otro grande de Europa reforzándose. El equipo ruso con mucho dinero que gastar con la huída de Teodosic, necesitaba un recambio de garantías, no sólo un jugador que diese lustre al juego de Itoudis y que por talento no variase mucho los sistemas en función de lo que aportaba el serbio, sino también un nombre que llamase la atención, que devolviese la ilusión a la parroquia moscovita. Pero es que el Chacho no es un movimiento de mercado más, no después de todo lo que ocurrió antes, durante y tras su marcha a la NBA.

Con el Chacho tengo sentimientos encontrados, no os voy a engañar, por un lado pienso en modo “jugador profesional” y sé que cobrar 3.5 millones anuales, más la baja fiscalidad rusa es muy tentador, encima, es un proyecto consolidado y ganador donde tendrás una importancia enorme, donde serás no una estrella, será “la estrella” junto a Nando de Colo. Un conjunto de situaciones que podrían convencer a casi cualquiera para ir allí a jugar. Con casi 32 años, no se escapa que éste será el último gran contrato que el chicharrero firmará. El acuerdo alcanzado se ha logrado en un formato de 2 años garantizados más otro año a prorrogar si el CSKA lo cree conveniente, garantizándose así el base español, una buena cantidad económica para cuando llegue ese año opcional.

Si lo veo en código madridista, la cosa cambia mucho. Entonces veo a un Chacho al cual sólo mueve la parte económica. Con Rodríguez el problema es como decidió irse, diciendo un día que no había un sitio mejor que Madrid y el Real Madrid y al siguiente, hablando de desafíos baloncestísticos para tapar que el mayor motivo para irse eran los millones que los Philadelphia 76ers ponían sobre la mesa. El problema con Sergio, el dolor que siente el madridismo es que durante seis años se convirtió al “chachismo”, fieles devotos de la religión que Rodríguez predicaba, porque aun teniendo otras figuras a las que adorar, era con Sergio con quien más vibraba la grada, esa capacidad de improvisar, de encontrar un pase donde nadie podía encontrarlo, esa manera de cambiar los partidos desde la magia de su juego, sólo lo tenía Rodríguez, toda esa admiración, ese cariño, se multiplicaba cuando él mismo se definía como madridista, eso aunaba aún más si cabe a la afición con la figura del base canario, un baluarte, un símbolo, un capitán en el vestuario y Sergio en agradecimiento, salió a los medios y les mintió a todos.

Ahora regresará a Europa pero no al Madrid, aunque dijese en aquella famosa carta de despedida que su situación era envidiable en el equipos de Laso, que Madrid era su casa y que en el club blanco pasó los mejores años de su vida (deportiva), pero la duda para mí es: ¿No ha querido él venir al Madrid o por el contrario, es el Madrid el que ha rehusado su contratación?.

Si analizamos la plantilla del Madrid podríamos deducir lo segundo, que un jugador del perfil de Rodríguez no es a dia de hoy prioritario. Mirando detenidamente el roster blanco, la prioridad no es otro base estrella, no es otro base de 25 minutos de media, con Llull y Doncic en plantilla sería inviable un reparto semejante si tenemos en cuenta que a dia de hoy Llull es MVP de todas las competiciones importantes que disputó y que el Doncic base responde a un alto nivel, además de ser una apuesta personal del entrenador Laso. Con este panorama, entrar en peleas con otro club como el CSKA, con un presupuesto mayor y mucho dinero e intención de gastarlo no parece la mejor idea, ese sueldo que se llevaría el Chacho es importante gastarlo en otras líneas más importantes a la hora de reforzarse.

Con todo esto, lo único cierto de todo lo ocurrido en éstos últimos días es que a principios de Octubre Sergio Rodríguez volverá al WiZink Center vestido de rojo moscovita, veremos cómo le recibe la que fue su afición, si con la indiferencia propia al ver otro jugador profesional en busca de una mejora económica o como a un mentiroso, un traidor que se fue con nocturnidad y alevosía.

 

Deja un comentario