OPINIÓN | Requiescat in pace

Un articulo de: @ErZuru2000

El madridismo en pleno, simpatizantes y allegados, tienen el placer de invitar a toda la comunidad nacional e internacional de amantes del fútbol, la objetividad, el buen gusto y la honestidad informativa a las pompas fúnebres en honor del Perioantimadridismo de la Bilis y Mil Complejos. Sí, han leído bien, tenemos el “placer” de invitarles.

Falleció el día 3 de junio a eso de las 22.30 horas, después de una larga enfermedad. Sus padres (putativos o no), sus madres (putativas o no), sus hijos e hijas (putativos/as o no) sus hermanos/as (putativos/as o no), primos/as (putativos o no), suegros/as (putativos o no), sobrinos/as (putativos o no), abuelos/as (putativos o no), cuñaos y cuñás (putativos/as o no), harán todo lo posible por la milagrosa resucitación del finado, motivo por el cual, el madridismo ruega a los asistentes a los funerales (con fecha por determinar) que, hasta que llegue el momento indicado, dirijan todos sus responsos, rezos, oraciones y súplicas al eterno descanso del occiso. Eterno, sí.

Adelantamos nuestras poco sentidas condolencias:

A John Carlin por su etílico artículo de opinión, “La miserable envidia del aficionado”, en el que afirmaba que una (sospechosísima) victoria por seis goles a uno, acontecida hace un par de meses, iba a ser más importante que la conquista de una Champions. No sabemos bajo los efluvios de qué vapores escribió tal cosa. Nos acusaba a todos ustedes y a mí de ser unos envidiosos. Una vez escrito lo escrito, John se dispuso a celebrar aquella conquista. Hasta hoy. El sábado 3 de junio, a eso de las diez treinta de la noche, fue visto al volante de un Seat Panda, amarillo refulgente, conduciendo por las altas tierras escocesas. Lucía su pelo ensortijado y esos mofletes rojos, como tomates reventones, que Dios le ha dado y él se ha trabajado a conciencia. Al parecer iba cantando a grito pelao aquello tan popular de “La cabra, la cabra, la puta de la cabra, la madre que la parió. Yo tenía un cabra que se llamaba Asunción”, intercambiado con aquello más piadoso de “Qué buenos son los padres carmelitas, qué buenos son que nos llevan de excursión”.  Y otras canciones populares. Cuando se dé cuenta de que no, verán qué rebote.

A Alfredo Relaño, aka Supercroqueta/Fred/Fredi/Alfred/Al, por sus esfuerzos dedicados a convencernos de que hay Champions vergonzantes y ganadas de aquella manera. Autopistas, Ouijas, su amigo Gay, estadísticas, encuestas, el equipo de féminas, el palco gigante del Bernabéu y ¡Esa señora estupenda en cueros en la contraportada! Y todo ello, al retrete.

A Carlos Forjanes, aka Frijolito, por pasarse horas persiguiendo a Mourinho y a su hijo y por culpar al niño Odegaard de las derrotas del Castilla, tirando por elevación sin importarle utilizar a un chaval de 16 años. Tanto trabajar, sembrar e insinuar… para esto.

A Carmen Colino por confundir amistad con sectarismo, por actuar con nula profesionalidad atizando de manera inmisericorde a aquel portero que le quitó el puesto al amigo/ídolo y por aquella infame entrevista, cargada de odio hacia Florentino, al representante del ídolo.

A Tomás Roncero por su fallido intento de asaltar la presidencia del Madrid, acompañando a Supercroqueta, en reunión cuasi clandestina con un candidato alternativo. Este verano, hay elecciones. Ánimo a los ouijeros.  Este año lo mismo lo consiguen. Por cierto, a Tomás le gustaba más Beñat que Modric. Nuestro más sentido pésame (aquí sí) por su nulo gusto, su escasa vista y el disgustazo por el partido de Modric de la final de UCL.

A Joaquín Maroto porque debió sufrir mucho al ver a Keylor defendiendo la portería que por Derecho Natural le pertenecía a otro. Seguro que Maroto recuerda todavía de aquel desgraciado tuit en el que presumía de que, en jornada de selecciones, a su ídolo/amigo no le habían hecho ningún gol y a Keylor dos. Se callaba (o ignoraba) que su amigo/ídolo estuvo en el banquillo de los suplentes y no jugó ni un minuto. Y ya puestos, mis condolencias por aquel extraño informe sobre el Mundial de Qatar y las “paradisíacas” condiciones de los trabajadores. Jodida actualidad. El prospecto de cualquier crecepelo tiene más verdad que aquel artículo.

A Marco Ruiz por ser pillado con no sé cuántas papeletas de compromisarios (alternativos) a la Asamblea del Real Madrid, hace unos meses. Medrar y Conspirar, nueva asignatura de Periodismo. 60 créditos. Después de la Docena va a necesitar una tonelada de papeletas.

A Manolo Lama, aka El Trilero, por ser como es. Ser Manolo Lama debe ser insoportable incluso hasta para Manolo Lama. Y un punto de admiración para Manolo Lama por ser capaz de convivir con Manolo Lama. Por bramar los goles de Madrid cómo si los sintiera de verdad. No me imagino el grado de acidez que le ha supuesto cantar las Champions que ha ganado Florentino. Cuatro, Manolo. A dos de D. Santiago, Manolo. En quince años, Manolo. Y con el mejor Barcelona posible, Manolo. Creo que, en estos tiempos oscuros, le vendría más a mano dedicarse a la venta de salchichón con su amigo Jesús Gallego OnFire en el GolTv y a hacer publicidad de no sé qué cosa sobre sexo, que puede que esté relacionado con lo del salchichón. Condolencias por reclamar sangre española en el Madrid, cuando le viene bien a sus intereses, y ponerse de perfil cuando el himno de “su” país es silbado, suponiendo que el patriotismo de caspa y orinal del manolismo, tenga himno. En estos días de vino y rosas alguien ha tenido el buen gusto de recuperar aquella infame entrevista al presidente del Madrid. Por aquella demostración de grosería y mala educación, también va mi pésame. No se puede ser más zafio.

A JJ Brotons por tantas y tantas cosas. Por su Zidane-alineador, por su Song mucho más importante que Modric, por afirmar que el penalti que Alba le hizo a Alba en la última jornada de esta liga, fue penalti, vayan ustedes a saber bajo los efectos de qué. Por aquel paradigmático artículo de agosto del 2016 titulado: “Marco Asensio, el negocio fallido de Florentino”. Si cualquiera de ustedes hubiera escrito algo así, hoy correría como alma que lleva el diablo, a borrarlo. Él no lo hará, porque, ya saben, él nunca estuvo en RMTV y tampoco dijo aquello de Song y Modric. No me quiero ni imaginar el estado de ánimo de este individuo la noche del 3 de junio. Además, ronca.

A Palomar, aka Subecuetas/Ironmierda, por aquel desgraciado comentario sobre Zidane, “que pasaba por allí”. Por el problema que se le viene encima el 8 de agosto próximo. Florentino vs Mourinho. Ya saben el que atropellaba viandantes (y se daba a la fuga) contra el odioso y caprichoso presidente. Y ya puestos, por ser un lírico frustrado. Una vez tituló un artículo propio del siguiente modo: “Mourinho, una mosca en los testículos”. Y también por aquello de “Jesé es mejor que Bale”.

A Miguelito, aka Torregruno/Pequeño Roedor, porque su preguntómetro, esparcidor de mierda, el sábado 3 de junio se cortocircuitó, quién sabe si para siempre o no, y por querer ser l’enfant terrible del periodismo deportivo español a costa del Madrid a pesar de que su aspecto le acompaña poco o nada.

A Maldini, aka Parabólico, porque a este tampoco le gustaba Modric, sobre todo habiendo tipos como Cazorla. Debió sufrir lo indecible viendo al croata el sábado 3 de junio. Eso le pasa por ver partidos entre Bután y Sri-Lanka sub-16 féminas.

A Juanma Castaño por querer ser Isco para partirle la crisma a Bale.  Por el disgusto que le ha debido suponer la demostración de caballerosidad, profesionalidad, sentido de equipo y compañerismo recibida por parte del galés en el Open Media Day. Debe dar muy mal rollo que un joven de 27 años, en diez minutos, te demuestre más clase y categoría de la que tú nunca tendrás en tu vida.

A Alfredo Martínez por ser un recontraculé, capaz de considerar que Javier Tebas no debería ser madridista y por guardar un estruendoso silencio sobre el culerío del vicepresidente de la Federación. Bufandas al viento.

A Pérez de Rozas por decir ser periodista y no saber que un fiscal no es lo mismo que un juez y por no querer enterarse de que la sentencia en firme de un tribunal no es lo mismo que un artículo de Football Leaks. Me imagino lo que sintió al ver los dos goles del reo en la final.  Y porque, tirando de ignorancia o mala baba, nos encasquetó lo de que “Piqué no dijo ninguna mentira”, a propósito de los hilos y tal. Máximo grado de escozor.

A José Ramón de la Morena por aquello que le escuché en cierta ocasión de que “Zidane no se atreve con las vacas sagradas”, que traducido al peperramonés viene a significar que o me das una entrevista o te las verás conmigo. Por confundir ser gracioso con hacerse el paleto. O por ser paleto de verdad. Peperra, para quien las Champions son paragüeros y Piqué un intelectual.

A Santi Segurola, aka Kalimotxo/Kalikatres, por la cara de funeral que le vi el sábado 3 de junio por la noche. Viejo, cansado, desorientado, aturdido y muy triste. Y por aquello de madrileños trogloditas; Mourinho malo/Pep bueno; Montoya selección; Beckenbauer jeta; City, gordos y vagos; los groseros errores arbitrales no influyen en el resultado o sí, depende de quién los padezca; Apoel de Nicosia, mierda de equipo chipriota/Apoel de Nicosia, interesante equipo chipriota con muchos brasileños; Juve formidable/Juve geriátrico. Y también por aquello de que Bale no sabe jugar al fútbol. Por haber terminado hablando para RAC1 de aquellas cosas que quieren escuchar en RAC1. Y porque de gurú va a terminar derivando en giligurú.

A Alexis Martín “Mr Chíp”, porque Javi Gracia no va a entrenar al Real Madrid. Porque nos tocó el Bayern y no nos mandó para casa, a pesar de sus ganas. Y porque el Madrid de su odiado Florentino ganó la final, cuestión ésta, que le ha debido de joder y escocer sobremanera.

A Isaac Fouto por su magnífico y futuro incunable de La Roda y Zidane. Imagínense el sábado 3.

A Ex Helguera por su mal gusto al hacer chistes por lo del cabezazo de Zidane. Por ser un desagradecido: Él tiene una Champions gracias a Zidane. Y por ser más conocido por sus gapos que por sus cortes al cruce.

A Ex Carletto por ser un mentirosillo y afirmar que fueron eliminados injustamente por obra y gracia de Kassai. Él sabe que no. Y mi enhorabuena al que tuvo la idea de despedirle.   

A Ex Isi por pasarse todo la temporada atizando a Zidane para acabar loando aquello que tanto ha criticado. Y ya puestos, por afirmar que Carvajal nunca debió irse al Leverkusen, aunque Carvajal haya reconocido, varias veces, que le vino de perlas. ¡Quién cojones habrá creído Carvajal que es Carvajal para opinar sobre Carvajal! Ay esa enfermiza obsesión lusa…ay.

A Ex Policarpo Rincón por ser un fino estilista y, por tanto, estar habilitado para criticar a esos jugadores o exjugadores del Madrid que nunca han tenido su fino toque. El sábado debió sufrir lo suyo con Casemiro.

A Ex Del Bosque porque no me imagino lo que el rencoroso aristócrata debe estar padeciendo estos días pensando en Florentino. Por recibir un premio a la concordia y apostillar con: “Me toca las pelotas que un tío venga a decirme que no soy madridista”. La insignia, D. Alfredo y Arbeloa que fue limpiado por motivos… perso… ejem.

A Ex Pepe por pasar a convertirse, de repente, en nuevo ídolo culé. Cierre la puerta al salir.

A Ex Sanchís por estar más contento con las declaraciones de Pepe que con la Docena. Ojocuidao con este individuo. Pobreza de espíritu.

A Javier Ares por afirmar que la liga es poco importante y un título menor, y por ver, casi in situ, cómo el psicópata Florentino enhebra tres Champions en cuatros años. Qué escozor.

A Julito Pulido, aka Gangoso, por dejarnos otro futuro incunable para la posteridad con aquello de “aparte de sonreír, ¿Qué nos ha enseñado Zidane?”. También por querer colarnos, aplicando ese mismo criterio “experto”, que hay que vender a Bale por el “bien del Madrid”. Ojo al dato, ¡Julito Pulido preocupado por el futuro del Madrid de Florentino! Ay, esa falta de vergüenza.

A Diego Torres Romano porque su capacidad para inventarse cosas increíbles está alcanzando cotas que ya le gustaría a Manolete con sus fichajes. Red Bull con frutas del bosque, Pintus está anticuado, Isco vale 20 millones de euros y se irá al Barça gratis y Florentino no confía en Zidane. Reciente: La Juve factura poco y por eso perdió con el Madrid, que factura más. Y por haber quedado reducido, como su conmilitón Segurola, a hacer de vocero de los del RAC1.

A Javier Herráez porque va de tertuliano a RMTV y se las traga de todos los tamaños. Así por ejemplo, no puede decir que Varane jugó la final porque es amigo de Zidane o Jesé es mejor que Bale. Debió sufrir lo suyo viendo a ambos en la final. Y vayan mis condolencias también por no poder decir lo que piensa y/o por tener un sentido de la dignidad manifiestamente mejorable.

A Jesús Gallego OnFire por estar enfermizamente obsesionado con Bale. Por considerarse, ¡Manda huevos!, uno de los mejores periodistas deportivos del mundo y todo ello anunciando salchichones en Goltv junto al manolismo. Hay que ser arrogante y soberbio. O muy imbécil. Alguien debería explicarle, con detalle, el concepto “mejores del mundo”. Bale sí es uno de los mejores del mundo en lo suyo. Él, no. Bale tiene tres Champions. Él, anuncia salchichones.

A Vicente Azpitarte por no tener lo que hay que tener para decir en RMTV que el Madrid se clasificó injustamente para las semifinales de Champions, gracias al árbitro húngaro que se lo impidió “a un Bayern mejor”. Y por su disgusto del sábado 3 de junio al contemplar la conquista de la Champions por parte de un equipo que jugó injustamente la final… gracias al favor arbitral (dixit).

A Iñaki Cano porque a pesar de su famoso “algo habrá hecho Benzemá”, el francés jugó la final. Por su sospechoso concepto de la presunción de inocencia y por su forma de escurrir el bulto, afirmando que los periodistas no tienen ninguna responsabilidad en el calentamiento global de los partidos y menos aún en el de la eliminatoria entre el Real Madrid y el Atleti. Y sobre todo por un artículo suyo para Sportyou de octubre de 2016 titulado “Desenmascarando a Zidane”. Yo le propondría que actualizase y cambiase el título: “Desenmascarándome a mí mismo”. Se burla de Zidane llamándole despectivamente “La Leyenda”, que, visto lo visto, no sé que provoca  más, si hilaridad, vergüenza ajena o pena. Periodijta de raza.

A Gonzalo Miró porque tres hay temas en su vida de tertuliano que relucen más que el sol: El presupuestismo, el gol de Ramos en Milán y el tifo. Y un punto de admiración, porque ganarse unos eurillos dando vueltas y vueltas durante meses a esos tres argumentos, tiene un mérito incuestionable. Sin perjuicio de todo lo anterior, mis condolencias porque el intento por disimular el escozor bajo las peregrinas teorías anteriores y otras nuevas (la belleza de la derrota), no han colado. Y porque, jolín, que un atlético cuestione el señorío del Madrid por un tifo, que muy bien podría haber elaborado el grupo aquel de chavales que se llamaba Viva La Gente, es una grosería imperdonable.

Miguel Ángel Rodríguez, aka Mar, porque a Benzemá nadie lo ha echado del Madrid a pesar del deseo de Mar. Y, lo peor, porque nadie del Madrid parece hacer caso a Mar ni saber quién es.  

A Manu Carreño porque, como más de uno estará recordando, vaya plantillón tiene el Barça y vaya problemón tiene Zidane (principio de temporada). Porque la noche de la final, Florentino se la metió hasta la empuñadura y trago con gusto y delectación, suponemos que contra su voluntad. Y porque hay gente, con muy mala leche, que le está recordando la mala educación y grosería que el manolismo lució en aquella famosa entrevista de hace unos años.  

A Edu García porque las cosas no se dieron, para lo que es la línea editorial del centro y su abrumadora mayoría de tertulianos, en la noche del 3 de junio. Por mandar a Bale al terapeuta y por no aplicarse él mismo el cuento y apuntarse voluntariamente a unos cursos de enseñanza primaria en los que aprenda a distinguir el significado de palabras básicas.   

A Andújar Oliver, ex árbitro, porque esos goles en fuera de juego que no se pueden anular (dixit) han servido de muy poco o nada. Y ya puestos, porque su peculiar teoría de la fuerza insuficiente, dependiendo de quién la aplica, ha servido de menos.

A Antón Meana, aka Kermit/Mediahostia, porque sabemos que no es del Madrid. Él mismo lo dejó por escrito en tuit, aquella vez que, camino del Bernabéu, se cayó del caballo y fue consciente del asunto. Por creer que De las Cuevas es mucho mejor que Modric. Por preguntar a Zidane de manera grosera y por querer ser, también, l’enfant terrible del periodismo deportivo español, a pesar de que su cara tampoco acompaña su intención. Por el tremendo chasco que se llevó: La final del 3 de junio no fue la final de Higuaín. Por ser otro de los que aconseja al madridismo la venta de Bale. No sé cómo demonios pretende que hagamos caso de su consejo, viniendo de un tipo que se reconoce antimadridista y, más aún, después de dejarnos claro a todos hasta donde llegan sus amplios conocimientos: De la Cuevas vs Modric.

A Fernando Burgos porque el Madrid ha sido capaz de ganar dos Champions más, a pesar de que su ídolo/amigo ya no está. Tristeza y añoranza del amigo ausente y de los chuletones en Ávila.

A Juan Gato por ser atlético antimadridista y por no ver cumplido aquel deseo de hace unas cuantas semanas: “El Atleti ganará 1-3 en el Bernabéu y sentenciará la eliminatoria de semifinales de Champions”. Por aconsejar romper las relaciones con el Madrid por lo de Theo. Porque Marco Reus sigue sin aparecer y porque veremos cómo se las apaña para justificar el cabreo del Sevilla por lo de Vitolo. ¿Aconsejará romper relaciones?.

A Fran Guillén porque en su bio de twitter pone que huye de forofismos, cosa que no le impide comparar el tifo del Bernabéu con el quinquitifo del Manzanares. Por escribir, hace un tiempo, lo que sigue: “Cuentan que un día, en Memphis, Navarro le dijo a Lebron en un partido: “Me, with your body: Michael Jordan”. Me lo creo. Y me cuadra. Y a mí también me cuadra.

A Fermín de la Calle por aquello de: “Cristiano al Anzhi por 120 millones de euros. Cerrado. Cobrará 22 millones de euros”. Imagino el disgustazo de Fermín al comprobar la noche de la final que no era el Anzhi el que iba a ganar la Champions. Y por el problema que va a tener, como tantos otros, el 8 de agosto. Su odiado Mourinho versus su odiado Madrid. Vean, vean: “Malagaaaaaaa Pellegrini ha puesto al Málaga al lado del Madrid de Mourinho, quien nunca entrenará al Málaga. Ni falta que le hace”. O cuando uno no se puede aguantar la bilis. Y el Dortmund le dio la vuelta al marcador y el Málaga se quedó sin semifinales. Y por algo que le perseguirá hasta el fin de sus días, dentro de muchos años: “¿Has sido tú, Fermín?”.

A Manu Sainz por ir de cristianólogo y afirmar: “Cristiano más cerca del adiós que de la renovación”. Por afirmar que él tampoco veía a Modric con nível para el Madrid. Por no fustigarse, como tantos y tantos, después de la exhibición del croata en la final.

A Carlos Carpio porque no hay manera. “Neymar expulsado… no hay duda de que viene al Madrid de Mourinho y ya ha empezado a aclimatarse”. Y por cambiar el odio a Mourinho por el odio a un galés que nada les hizo. Desde aquel entonces, los del Marca tienen la hernia incrustada.

A Susana Guasch por pasarse toda la ceremonia de celebración de la final preguntado siempre lo mismo y obteniendo siempre la misma respuesta. ¿Te vas?, ¿Te quedas?, ¿Renuevas? Imagínense la carnicería de esta individua si el Madrid hubiera perdido. Y porque sabemos que desde que se fue el marido de su amiga, está escocida con el Madrid. Papá Guasch, también. Tal vez por eso, a papá Guasch le gustaría ver a Manolo Sanchís de presidente.     

A Pedrerol porque había una vez un circo y porque si Ben Bradlee viviera todavía, se moriría del susto. Y porque en su circo se han amamantado los más siniestros personajes y se han dicho todo tipo de barbaridades y menosprecios a costa del Madrid.

A un tal Guillermo Uzquiano, de la Prisa, por ser el autor de otro futuro incunable: “Si fichan a Varane será para jugar en el Castilla”. Tres Champions le contemplan. Qué dolor.

A un tal García Cuervo, de la trilogía asturiana, porque, hablando de Varane, nos dejó aquello de “Botía es mejor que Varane”. Solo comparable a lo de Modric y De las Cuevas. Ay.  

A Quim Domenech por muchos y variados motivos que no necesitan explicación. Especialmente, para mí, por aquella falta de respeto hacia Juanito cuando fue homenajeado en el 25 aniversario de su muerte en el Estadio Santiago Bernabéu. Los valors. Me hago cargo de su sufrimiento cada vez que recuerdo su video de celebración del gol Messi de liga en el Bernabéu, dándose pechazos con el pavo ese del “Me meo de la risa, me meo de la risa… jajajajaja”.

A D’Alessandro, aka El Descensor, por afirmar que  Zidane es un mameluco y la sala de trofeos del Bernabéu es una taberna. Y por ir camino de los setenta años y dedicarse a juguetear con los emoticons en twitter. Patético.  

 A Javier Matallanas porque Bale todavía no se ha operado de la hernia que él nos anticipó hace ya casi tres años. Increíblemente Bale jugó la final con la hernia sin operar. Otro jodido.

A Pipi Estrada porque, por mucho que diga él, la Juve no era una bacalá, de la misma manera que Pogbá tampoco se compró ningún casoplón en La Finca tras ser fichado por el Madrid, ni el Atleti ganó la final de Milán con autogol de Ramos, contra sus deseos. Y por su falta del sentido de humor, me consta que la caricatura que le hacen en 90minuti le tiene de los nervios, pichón.

A Carlos Martínez porque a fuerza de proponérselo ha conseguido que durante sus retransmisiones los “mute” de los mandos a distancia funcionen a tope y que la ZDF sea un canal de referencia para el madridismo. Y por la fabulosa segunda parte que hizo el “niñato” Isco en la final. Y porque este año la liga “se les ha vuelto” a escapar.

A Victor Lozano, aka Farinelli, por razones obvias que no hace falta detallar. Sobre todo porque llevando Franco tanto tiempo muerto, a ver como justifica ahora que el número de Champions del Madrid supere al número de las que tiene el Barça, en su mejor etapa histórica y contando con el dizque mejor jugador de todos los tiempos. Ja. Debió tener pesadillas el sábado de la final con las ánforas manshás de sangre.

A Hector Fernández, aka El Risitas, por aquellas risas que se echó con su amigo Hristo, a  propósito de aquellas fotos de los gorrinillos colgadas por el educado caballero búlgaro. El tema gorrinillos le hizo mucha gracia, pero ojo como te cruces en twitter con él y no comportas su opinión. Serás un ultramadridista descerebrao. Seguro que no rio la noche del 3 de junio.

A Antonio Sanz porque Godín ya no tiene las mismas ligas que Cristiano. Ni cuento las Champions. Y por tener un batiburrillo mental de considerables proporciones, barrunto que por su enfermizo antimadridismo. Según él, el Madrid no hizo nada reseñable en el 0-3 de liga al Atleti. Poco tiempo después: el Madrid le decepcionó contra el Barça en el 1-1. Le faltó la ambición y juego que él sí le vio contra el Atleti. Del Atleti. No durmió el 3 de junio.  

A Kike Mateu por tener una final de Champions incrustada dónde ustedes se imaginan. Y por dejarse llevar por su inquina y afirmar cosas como que “El TAS nunca rectifica y el Madrid se tiene que hacer a la idea de que no va a fichar el próximo verano”. El deseo y la realidad.

A Victor Fernández por creerse gracioso imitando a otro, que se cree más gracioso aún, y, de este modo, apuntarse a lo de Real DE Madrid. Y porque el Real De Madrid le dio un disgusto de cojones la noche de autos. Y por ser lo que mi mujer vendría a definir como un papafrita.

A Mónica Marchante por sacar la cara por los del Frente Atlético en la eliminatoria contra el Madrid. Y todo porque a ella (dizque) una vez la insultaron en el Bernabéu. En todos los sitios cuecen habas, nos vino a decir. Mentirosilla. Otra del Atleti.

A Danae Boronat por indignarse con algún jugador del Madrid al recetarle a Gerard de su propia medicina. Y por cambiar de criterio cuando el que actuaba de sujeto activo era Gerard. Entonces Danae pensaba que Gerard era “auténtico”. El sábado debió sufrir. Culé. Al carrer.

A Abellán, aka El Pinchadiscos, por ser un verraco y tomarla con Keylor Navas por rezar y raparse la cabeza en homenaje a los niños con cáncer. Por ser coherente con la mugre y ser uña y roña con Cerezo (asuntos turbios al margen). Porque los de Mecano nunca llegaron a juntarse y Mourinho nunca se fue al City. Y por tener todo el aspecto de estar profundamente amargao.

A Raúl Varela por ser otro de los que habla en RAC1 sobre lo que les gusta escuchar en RAC1. Nada nuevo bajo el sol. Y por tener que cantar los goles del Madrid con esa impostura.

A Antoñito Romero, aka Minilama, porque Florentino acaba de levantar su 4ª Champions y sabemos que a los muchachos de la Prisa (y ex) les sienta fatal y lo demuestran. Como aquella vez que acusó a Florentino de mentir en la despedida de su amigo/ídolo portero. Su amigo reconoció, mucho después, que fue él el que quiso estar solo en su despedida. Minilama no rectificó porque el rencor da para lo que da. ¡Ah!, para nuestra tranquilidad, ya ha aclarado que a él no le gusta el VAR. Podremos descansar a pierna suelta. También aconseja vender a Bale.

Marçal Lorente por ser vivo ejemplo de hasta dónde puede llevar el bufanderismo, afirmando que a Neymar le deberían haber sancionado con un partido por lo de las palmas al árbitro y por sostener, la temporada anterior, que a Cristiano le debieron haber caído al menos seis partidos exactamente por lo mismo.  Imaginen el disgustazo del forofo.

A Martín Petón por vender burras desdentadas. Por afirmar que el Madrid eliminó al Atleti porque tiene dinero para comprar talento (Benzemá) y el Atleti, no. Y por querer hacernos creer que el Cholo habría fichado a Benzemá si hubiera podido. Querer hacer que nos traguemos esa rueda de molino, me hace sospechar que desde el 3-0 ha sufrido mucho.

A Rubén Uría por considerar que los mourinhistas eran (éramos) miembros de una yihad de descerebrados. Mourinho, un macarra que metía dedos en ojos ajenos. Él, cholista convencido, defiende que el Cholo es un competidor. Su trifulca con Varane, bah, un episódico accidente.

A David Sánchez, aka Nicolasito Pertusato, por inventar follones en torno al Madrid cuando no los hay. Lo ha dicho él mismo.  Por llevarlo a la práctica con notable éxito y porque con su arte, gracejo y clase ha contribuido a echar de la radio del Marca a la mitad de la audiencia (dato). Pero él, como Joe Rigoli, sigue. La flor de Zidane y blablablá…los hilos…Franco…y esas cosas.

A José Ignacio Gallardo por desaprovechar la magnífica oportunidad que tuvo de disculparse por la hernia sangrante. Y por el contenido habitual de la web del Marca, que suele darnos a los madridistas una idea muy aproximada de la línea editorial. Imaginen el negocio perdido por su mala cabeza: El Madrid tres Champions en cuatro años y ellos el periódico de referencia del madridismo. Por ello, mi pésame.

A Roberto Gómez & Manuel Esteban. Disculpen la falta de distinción,  yo ya no sé quién es quién. Mis felicitaciones y mis condolencias por trabajar de periodistas y ocupar puestos de trabajo para periodistas. Mi infinito cabreo por cobrar dinero público que yo, en mi modestia, aporto con mis impuestos. Solo el escozor del sábado a la noche me compensa, en parte, lo anterior.

A Paco García Caridad porque en Lisboa quería que ganase el Atleti; lo dijo él. Y por amenazar en su tiempo al entrenador del Madrid advirtiéndole de que “respetase las jerarquías” con independencia del mérito. Está desaparecido pero me parece oportuno acordarme de él, en sus momentos de zozobra, porque no puedo olvidar aquella miserable campaña contra Diego López y contra Mourinho desde su alcachofa. La gloria de Florentino es su desgracia.

A Edu Polo por regalarnos aquella joya de que Pedrito es mejor que Cristiano. Con dos cojones. Ahora dice que fue una broma y bloquea. Excusatio non petita accusatio manifesta. Escocido.

A Iñako Diaz-Guerra por el intento baldío de presentarnos a la Juve como un indigno equipo repleto de retales y desechos. Gordos, viejos, vagos, presupuestos, bolas calientes y árbitros. No hay manera de que ganemos una ChL en condiciones. A más excusas, más dolor. Del Atleti.

Acabemos. Del régimen culénacionalista no tengo nada que decir pues ellos solos se encargan. Y hay que parar en algún punto. La mayoría de ellos ha pasado la línea roja tantas veces y tan largo que ya ni la ven. Así pues, supongo que su grado de sufrimiento, en estos tiempos que corren, no admite comparación. Luis Racionero, Francisco Aguilar, Ernesto Folch, Santi Nolla, Luis Mascaró, el tal Poquí, Freixas…tantos y tantos… Y sí, ya sé que me faltan nombres.

A todos ellos, perioantimadridistas, allegados y satélites, antimadridistas de manual, se les murió algo interior el sábado 3 de junio a la noche. Descanse en paz. Disfrutémoslo, mientras podamos. Ríanse, descojónense, cobren facturas, recuperen tuits, artículos de opinión y portadas. Poco me parecerá. No soy optimista. El perioantimadridismo es un ser maligno y tengo fundadas sospechas de que resucitará. De momento, requiescat in pace…

 

3 comentarios sobre “OPINIÓN | Requiescat in pace

  • el 13 Junio, 2017 a las 10:49
    Permalink

    Tremendo…. sin palabras me ha dejado

    Respuesta
  • el 13 Junio, 2017 a las 11:51
    Permalink

    Superlativo. No dejó usted esquina sin barrer mierda.

    Aunque esta calaña merezca mucho más.

    Respuesta
  • el 15 Agosto, 2017 a las 20:25
    Permalink

    Cual cerdo en el barro he disfrutado leyéndole. Un saludo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.