CRÓNICA | OJO AL BLANCO: El cielo dejó de ser blanco para volverse naranja

Una crónica de: @Javirodespi planetacb

Al final fueron mejores, Valencia Basket demostró que fue el mejor en la serie y se llevó un justo triunfo poniendo fin a la ACB y a esta temporada.

Demasiada gente en la pista

Aunque pueda parecer increíble, la presentación del Valencia se llenó con cientos de personas que poblaron la pista en pleno calentamiento del Real Madrid, algo inusual donde lo haya.

Parar a Dubi a toda costa 

Si cada comienzo de serie es diferente, éste no iba a ser menos, ningún equipo imponía su ritmo pero el Madrid tenía un objetivo claro, parar de una vez a Dubljevic y para ello ejecutó bien los 2×1 en poste bajo pero claro, eso supuso que otros jugadores cogieran responsabilidad, principalmente Joan Sastre con 9 puntos.

Una caricatura de equipo

Es difícil describir al Real Madrid en un segundo cuarto absolutamente desquiciante y que llegó a ir 20 abajo a falta de 3 minutos (43-23) sin ninguna intensidad defensiva se veía incapaz de contener a un  Valencia que volaba en el campo anotando tanto de fuera como por dentro y que tenía un filón en la pasividad blanca que, por otra parte, se veía incapaz de buscar alguien con responsabilidad en el tiro, normal que el marcador fuese de escándalo al descanso de 48-31.

El intercambio no vale 

Si te vas perdiendo por 17 y 5 minutos después vas 22 abajo, significa que pocas cosas has cambiado, quizás solo el papel de Rudy que tomó más determinación en la pista en los 5 primeros minutos y Llull los 5 siguientes, mientras que muchos de sus compañeros se obcecaban en buscar culpables en unos colegiados que poco tenían que ver en el desastre blanco. No obstante, algo de  mejora daba esperanza con el 67-56 de final de cuarto para comprobar si era un espejismo o visos de realidad.

La épica falló 

Al final el Madrid tiró de casta y de una zona 3-2 que bloquearon muchas canastas del Valencia Basket, pero la tapa en el aro seguía puesta, los tiros no entraban a pesar de que el juego había mejorado y el equipo de Laso tuvo que ver como el equipo del Túria se llevaba su primera liga siendo claramente mejor en el cómputo global.

Así terminamos hoy, ahora y por esta temporada, gracias por su complicidad y sigamos sonriendo aunque nos cueste.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.