CRÓNICA | Último acelerón: Granada 0 – 4 Real Madrid

Una crónica de: @LindeVelasco

El equipo de Zidane resolvió el choque ante el Granada (0-4) en apenas media hora con dobletes de James y de Morata. Salvo por Ramos, Nacho y Casemiro, la segunda unidad del Real Madrid no tuvo ninguna dificultad ante un equipo andaluz ya en Segunda División.

El Real Madrid sigue con paso firme camino de la Liga y en esta ocasión hizo trizas al Granada. Solo necesito diez minutos para acabar con el partido que se pareció a un entrenamiento. Dobletes de James Rodríguez y de Morata. El colombiano está convenciendo en las últimas citas, pero le falta rodaje en los grandes escenarios. Ha marcado seis en el último mes. En cambio, el delantero Álvaro Morata ha alcanzado los 18 tantos durante la temporada, uno más que su “rival” Karim Benzema. Morata no jugó ni un solo minuto en la eliminatoria ante el Bayern. Tampoco en el Clásico ante el Barça, ni en la ida de semifinales frente al Atlético y en esos cuatro partidos, el galo no marcó ningún gol.

Al Real Madrid le quedaban cuatro partidos para acabar la Liga y la visita a Granada aparecía en el libro de ruta como una plaza sencilla. Un equipo descendido puede ser peligroso cuando no se juega nada e intenta sacar el orgullo. Pero este equipo está vacío, sin alma. No respira.

Esta circunstancia la aprovechó el Real Madrid para seguir su camino como una apisonadora. Con la segunda artillería, entró al partido como un ciclón y cuando el reloj paso por el minuto diez ya estaba todo resuelto con un doblete de James. Los dos primeros disparos a puerta acabaron en el fondo de la portería del Granada.

Levantó el pie el Madrid, pero ni por esas el Granada probó los guantes de Kiko Casilla. Sus jugadores desprenden sensaciones de un conjunto que no corre ni presiona siquiera. Un desastre colectivo que le sirvió a Morata para marcar un doblete antes del descanso. Una subida por su banda de Danilo en la que corría sin cadenas, fue el preludio del tercer gol, el brasileño dejó un balón atrás a Morata que no perdono con un gran remate ante Ochoa. Y también el cuarto fue obra del canterano, tras sortear con habilidad a varios rivales y fusilar la meta nazarí. Morata en el 35′ dejaba el encuentro sentenciado.

En la segunda parte se escenificó un entrenamiento con equipos uniformados. El Real Madrid dispuso de un sinfín de ocasiones pero sus jugadores tenían desviado el punto de mira desviado y el resultado pudo ser mucho más holgado. El Granada buscó el tanto de la honra y pudo conseguirlo en un par de acercamientos. Uno lo mando a la grada y en el otro se encontró con Casilla.

Zidane ha conseguido lo que ningún entrenador hasta ahora ha realizado en el equipo blanco; mantener a todo el plantel enchufado, disponibles para cuando el técnico les necesite. Añadiendo incluso a Danilo y Coentrao que han resucitado, este último sólo por unos días. Los dos arrimaron el hombro ante el Granada y cada uno se llevó una asistencia. Los Kovacic, James, Lucas Vázquez y compañía aportan calidad, definición, clase, arrancada, profundidad, gol y seguridad

Faltan apenas tres citas (Sevilla, Celta y Málaga) y dos más (vueltas de semifinales y probable final) para conseguir el doblete. Centrándonos en lo primero, esto pinta a que tendrá que ser como jugar a los bolos, hacer pleno para llevarse la Liga. Al Barcelona le quedan Las Palmas y Éibar pero todo apunta a que ganaran los seis puntos. El Madrid puede conseguir nueve puntos, pero si logran siete ya conseguirian levantarán el trofeo de campeones de Liga.

 

Deja un comentario