El Castilla continúa su descomposición: RM Castilla 0 – 1 Mensajero

Una crónica de: @luismanper

Sigue el Castilla este triste final de temporada en el que ha desperdiciado el trabajo de todo el año contra rivales de media tabla para abajo, y hoy ha continuado ante el Mensajero su larga racha de partidos sin ganar que comenzó a principios de abril y aún sigue. Tanto Solari como los jugadores dan signos inequívocos del agotamiento de un proyecto que se manifiesta en fallos defensivos infantiles y en mucha descoordinación entre las líneas lo que le ha llevado a perder hoy ante un rival que llegó al Di Stéfano a jugarse la permanencia.

Formó Solari un once con Crannix en portería, cancerbero belga infrautilizado que ha estado 2 años en el Castilla y está jugando ahora sus primeros partidos porque tanto Zidane como Ramis como Solari siempre han situado por delante de él a Luca Zidane, Alfonso Herrero y Carlos Abad, la defensa la formaron Álvaro Tejero y Abner en los laterales con Mario Hermoso y Lienhart de centrales, en teoría ninguno de estos 4 defensores seguirá el año que viene en el Castilla. El mediocampo hoy lo ocuparon Seoane y Javi Muñoz que también está de salida, estuvieron acompañados por Achraf y Sergio Díaz como interiores y Febas en la mediapunta, quien seguramente ha jugado  su último partido como jugador castillista, finalmente en la delantera jugó Campuzano.

El partido comenzó con oportunidades del Mensajero, que siendo consciente de lo que se jugaba dominó el partido en los primeros minutos pero afortunadamente Crannix pudo desbaratar esas ocasiones, poco a poco el Castilla fue adueñándose del control del balón y a acercarse al área rival pero no conseguía crear peligro claro por lo que el partido parecía abocado a irse al descanso con 0-0 cuando la enésima caraja defensiva en una falta aérea acabó con el Mensajero peinando un balón en el punto de penalti, a Mario Hermoso quedándose anclado para romper el fuera de juego y al jugador canario fusilando a Crannix para poner el 0-1, marcando un gol de los que llaman psicológicos.

En la segunda parte el Castilla quiso ir a por el empate y para ello Solari quitó a un Febas, que estaba tocado por una falta recibida en la primera mitad para dar entrada al griego Nikos cuya continuidad en el Castilla también parece muy en entredicho, pero el Castilla atacaba con más corazón que cabeza y dejaba muchísimos huecos atrás que pudieron acabar en goleada pero Crannix consiguió evitar con con 2 grandes paradas, además tuvo que emplearse a fondo en un mal despeje de Tejero que acabó dejando a los pies del mediapunta del Mensajero que quedó en uno contra uno ante el portero belga pero Crannix salió a sus pies y consiguió despejar el balón que quedó muerto en el área, pero el tiro del rechace a portero batido lo sacó un defensa sobre la línea, por lo que viendo las grandes intervenciones que hoy ha realizado Crannix resulta aún más inexplicable las pocas oportunidades de jugar que ha tenido el belga durante su estancia en el Castilla.

Después el Castilla intentó crear peligro por medio de Nikos y Campuzano pero estaban muy solos debido a la excesiva distancia entre líneas, que es la muestra de la decadencia de esta promoción del Castilla de Solari, sólo Achraf dejaba destellos de calidad regateando en la frontal del área a varios rivales hasta que se le acabó el espacio y también Seoane dejó alguna genialidad como pase imposibles entre un bosque de piernas donde sólo los genios ven huecos, pero ni eso ni la entrada de Mario Rodríguez por Sergio Díaz ni de Quezada por Abner consiguieron romper la férrea muralla que había puesto el Mensajero para mantener la victoria que le permitía seguir contando con opciones de permanencia, por lo que el partido terminó con 0-1 para seguir mostrando el fracaso del Castilla de Solari.

Por tanto, cada vez se hace más urgente una renovación absoluta del filial que permita dar la oportunidad de luchar por el ascenso, a la prometedora generación del Juvenil A comandado por Guti, que ayer se proclamó campeón de la Copa de Campeones que disputan todos los campeones de grupo de la División de Honor Juvenil y que ha llegado a las semifinales de la Champions de su categoría donde le superó el Benfica, por lo que el grueso de esa plantilla debe ascender al Castilla y juntarse con jóvenes promesas con mucho fútbol por delante como Luca Zidane, Quezada, Federico Valverde, Achraf, Seoane, Sergio Díaz o Campuzano para luchar por el regreso del filial a la Liga 1,2,3.

 

Deja un comentario