Madridismo como el de Juanito

Un articulo de: @danipuerto6

25 años de la muerte de Juanito, 25 años hace ya y parece que fue ayer. Me pasa con Juan y con otros malogrados madridistas como Fernando Martín, Petrovic o don Alfredo, que al recordarlos me cuesta hacerlo en pasado y me refiero a ellos como si aún viviesen, como si aún estuviesen entre nosotros, debe ser que no me acostumbro a que los mitos mueran, debe ser eso.

Hablar de Juanito es hablar de madridismo, porque Juanito es eso, madridismo visceral, crudo y sin excusas, un madridismo entendido desde el corazón y no la cabeza, incondicional, un madridismo antepuesto a todo y a todos. El club primero, luego todo lo demás.

Hoy el madridismo ha mutado, no sé si para mejor o peor, pero ha cambiado radicalmente. El Real Madrid de hoy es inmensamente grande y como tal, el madridismo ha crecido exponencialmente. Ya no es el mismo Madrid que vivió gente como Juan, tampoco el madridismo es el mismo que idolatraba al de Fuengirola, o quizás sólo en el orgullo que nos transmite la figura del “7” sea lo único en lo que seguimos siendo iguales a ese madridismo pasado.

El Real Madrid de entonces era un Madrid más casero, más de andar por casa, no la multinacional que es hoy, cierto que en la actualidad, la obligación para subsistir ha sido la de crecer hasta el punto de ser la entidad futbolística con mayores ingresos anuales de la historia, una brutalidad necesaria para perpetuarnos en el tiempo.

Ese crecimiento, esa globalización nos trajo a partes iguales grandes figuras, grandes nombres, títulos y dinero, mucho dinero. Pero también nos trajo un madridismo desunido.. Hoy día oir al madridismo hablar del madridismo es como ver un juicio donde todos son jueces y a la vez acusados… Piperos, antis o pros-florentinistas, gentes de Mourinho, gentes de Casillas y yo me pregunto: ¿Dónde queda el Real Madrid?.. Al igual que Plauto escribió en su Asinaria, “homo homini lupus” o lo que es lo mismo, el hombre es el lobo del hombre, el madridismo se ha convertido en devorador del propio madridismo… ¡Ayyy si Juanito levantara la cabeza!.

Es más, nos quejamos desde el madridismo que la prensa se une para dañarnos, que cada movimiento, cada artículo o cada opinión va encaminada a dañar al Madrid como club y a todo lo que representa, pero es que somos nosotros mismos los que nos convertimos en jueces implacables de aquellos merengues que no comulgan con nuestras propias ideas, los peores a la hora de juzgar, nosotros nos auto-machacamos permitiendo que todos esos buitres, que todos esos “adláteres”, que todos esos “chupamedias”, campen a sus anchas porque en algún momento y por interés, dan la razón a una facción u otra. Porque eso es lo que parece el madridismo, una sociedad de facciones que por interés se mueven en un sentido u otro, un sentimiento corrompido por gustos personales o fobias absurdas.

Pienso como actuaría Juan Gómez hoy, pienso como afrontaría un madridista como Juanito todo lo que acontece en el seno de su club, de su gente. Pienso que tanta desunión le entristecería, pero también que haciendo uso de ese genio que le caracterizaba gritaría un “¿Qué os pasa cojones?”, creo que pediría un frente común, un solo sentimiento encaminado a la defensa del escudo, de un color, el blanco…

Pienso en Juan, pienso en como un tipo así, capaz de arrastrar a cualquier madridista podría cambiar tanta guerra interna, unir y dar la cara por todos, porque al final queremos lo mismo, ver a un Madrid grande y triunfante, pero por desgracia esa figura no está y toda ésta situación, o la arreglamos nosotros o nadie vendrá para hacerlo.

Hace 25 años de la muerte de Juan Gómez, hace 25 años murió el siete, hace 25 años murió un madridista, murió el mejor ejemplo para todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.