El Castilla sigue en ascenso tras una sufrida victoria: Real Madrid 1 – 0 Zamudio

Una crónica de: @luismanper

Llegó el Castilla al partido de hoy obligado a ganar porque le había sacado de los puestos de play-off la victoria del Fuenlabrada, equipo con el que está empatado a puntos con el golaverage ganado, y los chicos de Solari han defendido su posición con mucho sufrimiento, ya que a pesar de jugar en casa contra el colista  Zamudio sólo han conseguido vencer 1-0 y han acabado pidiendo la hora.

Ante la expulsión de Solari la pasada semana en Socuéllamos y su posterior sanción de 2 partidos sin poder dirigir a su equipo desde el césped, hoy el entrenador del Castilla ha sido el segundo entrenador Santiago Sánchez, que ha alineado a Carlos Abad en portería, Achraf y Quezada en los laterales con Lienhart y Mario Hermoso como centrales, el mediocampo lo ocuparon Valverde y Febas como todocampista, siendo Enzo Zidane el mediapunta flanqueado en las bandas por Sergio Díaz y Mario Rodríguez, que hoy ha sido la gran novedad pues apenas ha sido titular esa temporada, con el griego Nikos como único delantero, ya que Campuzano también fue expulsado en el último partido en Socuéllamos.

Empezó el Castilla con el dominio total del partido presionando muy arriba al Zamudio y creando mucho peligro por la banda izquierda por medio de Mario Rodríguez y sobre todo de Quezada, lateral hispanodominicano que se ha hecho con la titularidad indiscutible de la banda izquierda desbancando de ella de una tacada a Abner y a Tejero, la primera ocasión clara la tuvo Enzo con un peligroso disparo desde la frontal del área que se fue lamiendo el poste, pero un irreconocible Lienhart cometió un penalti tan absurdo como claro sobre el delantero del Zamudio, que afortunadamente para nosotros el delantero del Zamudio lo lanzó al centro de la portería y Carlos Abad pudo detenerlo con una exhibición de reflejos. Minutos después el mismo delantero que falló el penalti se retiró lesionado con posible rotura del ligamento cruzado.

A continuación el Castilla no iba a perdonar cuando Quezada recibió un balón en el área rival, regateó a 2 defensas y puso un centro perfecto a la cabeza del griego Nikos que remató junto al poste un balón ante el que nada pudo hacer el portero visitante por lo que el partido se fue al descanso con 1-0, a la vuelta de los vestuarios el Castilla siguió teniendo ocasiones claras para sentenciar el partido, como un magnífico  centro de Enzo que ni Febas ni Nikos supieron transformar, luego fue el propio Nikos quien se regateó a 2 centrales y cuando se quedó solo ante el portero del Zamudio se le nubló la vista y perdonó el 2-0.

A partir de ese momento, el Zamudio se fue estirando y poco a poco rondaba el área de Carlos Abad, lo cual pudo costar muy caro al Castilla sobre todo en jugadas aéreas, los castillistas intentaban cerrar el partido mediante contraataques pero eran cortados continuamente en falta por los jugadores del Zamudio en faltas que ni siquiera les costaba la amarilla, en una de esas el marroquí Achraf se metió hasta la cocina y puso el pase de la muerte a Febas que cruzó demasiado su disparo y se le fue fuera, por lo que al Castilla le iba a tocar a sufrir hasta el final cuando hubo un par de córners en los que subió hasta el portero visitante y que afortunadamente la defensa castillista consiguió solventar para cerrar la victoria y mantenerse cuarto en la clasificación del grupo II de la Segunda División B, posición que deberá defender con uñas y dientes la semana que viene cuando visite al Bilbao Athletic en Lezama, curiosa coincidencia con la visita del primer equipo a San Mamés.



 

Deja un comentario