Nunca podrán

Un articulo de: @rlopezg80

Agarrándome a falsos mitos, a ídolos de barro he tratado de autoengañarme. Pero esta es una realidad con la que hay que convivir. Lo de Raúl es la demostración de que aquel madridismo sincero y desinteresado de emblemas de mitos como Gento, Pirri, Amancio o Juanito, se fue para no volver. Hay que aceptarlo y tener claro que lo que viene al club son mercenarios muy bien pagados, y por tanto deberían de dejar de sorprendernos actitudes como las de Raúl.

Definirlos como madridistas no tiene sentido, y sería hasta una falta de respeto hacia gente que desde mi punto de vista sí merecen ser llamados como tal, puesto que para mí el madridismo es algo mucho más profundo y sincero de lo que puedan sentir estos mercenarios (ajustándome a lo que se conoce por mercenarios, y para nada en tono peyorativo, que es simple y llanamente gente que trabaja por dinero) que se besan el escudo cuando firman las renovaciones, cuando el club les da un puesto o las entradas que quieren para una final de Champions. Es entonces cuando se les llena la boca de “madridismo”. A pedir de boca.

No voy a entrar a valorar sus comentarios porque ya todos conocemos los casos de Sanchís, Martín Vázquez, Del Bosque, Valdano y su perrito faldero Raúl, o Helguera. Y la saga promete: Casillas aún no ha hecho efectiva su retirada del fútbol a pesar de que sigue arrastrándose patéticamente por los campos de fútbol, no pierde ocasión para lanzar dardos contra el club del que se despidió llorando. Pronto tendrá su puesto junto a Manu Carreño y Xavi “analizando” la desastrosa marcha del club. Vayamos primeros o últimos, eso es lo de menos. Y si no, al tiempo. Escrito queda.

Pero esto sólo me entristece por un camino que llevará a la indiferencia. No me preocupa en absoluto porque como se dice aquí desde hace muchos años, vuestro odio nos hace imparables. Como demuestra el hecho de que, y con esto os meto en el mismo saco de escombros que los antimadridistas de los que estáis a sueldo, pese a vuestros esfuerzos, vuestras campañas, vuestras manipulaciones o vuestros intentos de desestabilizar, no podéis con nosotros.

¿Por qué? Porque cuando nos dijisteis que nunca volveríamos a ganar una Copa de Europa, y os cachondeabais de que eran todas en blanco y negro, conseguimos volver a la senda de los campeones, porque cuando dijisteis que Mourinho dejaba los clubes como un erial, después de su marcha seguimos ganando, porque cuando dijisteis que no teníamos nada que hacer con el Bayern, les metimos cinco goles en dos partidos, porque cuando dijisteis que hasta que Messi no se retirase el Madrid no volvería a ganar, hemos conseguido ganar dos Copas de Europa en tres años, con Messi de invitado de lujo, o cuando dijisteis que la vuelta de Florentino sería la vuelta de un modelo demostrado inútil para el fútbol, resulta que no, que seguimos ahí arriba. Porque no os metéis en la cabeza que el Madrid no es un club cualquiera, que por mucho que tratéis de acabar con él. El Madrid siempre vuelve.

Nos habéis querido enterrar con infinidad de clubes y modelos, nos habéis tratado de vender bestias negras, incluso nos habéis tratado de imponer la filosofía de un club que hasta 1.992 no fue capaz de ganar (o mejor robar) una Copa de Europa, con los que insistís en disputarnos la hegemonía mundial (¿?). Pobres. Resulta que hemos sobrevivido al Inter de Helenio Herrera, al Ajax de Cruyff, al Bayern de Beckenbauer, al Liverpool de Shankli, al Milán de Sacchi, al Manchester de Ferguson, y a los últimos equipos de moda: al Barcelona de Guardiola o el Atlético de Simeone. Con todos ellos sufrimos derrotas duras que aprovechasteis cual aves carroñeras para usarlos como arma arrojadiza y ariete contra nosotros, pero a todos ellos sobrevivimos. Y todo según vosotros sin un modelo ni dirección deportiva, lo cual no está nada mal, pues no hay una sola década que no esté salpicada por alguna heroicidad madridista, algo inédito en cualquier otro club. Haced memoria.

Y es que seguiremos aguantando vuestra mierda con la seguridad de que ninguno de vosotros podrá jamás conseguir su objetivo. Vivís de hablar mal del Madrid, del club que os dio una vida, un nombre y un prestigio en esto del fútbol por el simple hecho de poneros su camiseta, y ahora os seguís ganando la vida a costa de ese club, hablando mal de él, así como hacen vuestros padrinos de los medios. Me dais asco, pero desde esta humilde pero entusiasta página que me da la oportunidad de decirlo, os digo:

Sin un sistema de juego, sin filosofía, sin dirección deportiva, con mucha suerte, y con todos los menosprecios que se os ocurran, la realidad que empezó en 1956 con la Copa de Europa y en 1960 con la Intercontinental, es que la historia de este deporte empieza y acaba de la misma manera, con el Real Madrid campeón.

¡HALA MADRID!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.