Gustavo Ayón: El titán

Un articulo de: @danipuerto6

“Hay un chavo allí en Zapotán que es grandote”… Con ésta sencilla frase se da comienzo al periplo baloncestístico del que probablemente sea el mejor jugador en la historia de México. Gustavo Alfonso Ayón Aguirre nació hace 31 años en Zapotán, en el estado de Nayarit, México. Inquieto, travieso y con una facilidad pasmosa para salir de cualquier lio, el pequeño Gustavo nunca fué aplicado en el colegio, lo suyo era jugar. La granja de sus padres era su vida, allí era feliz y sólo una beca completa en la UPAEP para poder jugar a baloncesto y labrarse un futuro, logró moverle de la comodidad de su familia, de su gente.

gustavoayonupaep1

Un “5”, Gustavo es un “5” y ese fue el error que cometieron en la NBA con él, allí le ubicaban de ala pivot en la mayoría de minutos que disputaba y eso le lastró. En el baloncesto moderno, los “4” deben abrirse, deben tirar y deben tener un cierto dominio del bote, en definitiva, los ala pivots actuales son aleros mutados, más grandes, más pesados, pero con un juego similar, virtudes de las que Ayón carece.

Laso y el Madrid sí vieron las aptitudes del Ayón ‘center’ tras su explosión en Fuenlabrada y le apuntaron en su lista con la intención de vestirle de blanco madridista. El mexicano era lo que necesitaban después de fallar con todos sus pivots menos con Felipe y Slaughter.

ayon-fuenlabrada

Unos 300.000€ costó comprarle al Barça sus derechos ACB y vestirle de blanco, a la vista del rendimiento, un auténtico regalo. En Madrid, Ayón encontró el punto perfecto de juego, donde se ha destapado como uno de los grandes pivots del baloncesto europeo. Laso ha sabido entender cómo sacarle el máximo rendimiento, donde parece que el Titán ha sido “creado” para jugar ese sistema y ese sistema ha sido creado para pivots como Ayón.


¿Qué aporta El Titán de Nayarit al Madrid?

Ayón es center ‘pequeño’ (2,08m) pero ancho de espaldas y corpulento (115kg), no es un jugador con una técnica depurada, no es un pivot con habilidad para jugar de espaldas y mover los pies, aun así, dentro de la pintura se mueve con soltura y tiene facilidad para anotar. Abusa de jugar hacia su mano derecha, aunque no es negado para jugar de izquierdas. Prefiere jugar con espacios y desde un costado recibiendo en movimiento y lanzando en semi-gancho o por elevación.

A esa habilidad para recibir en movimiento y jugar con eficacia sin cometer pasos, hay que sumar que es de los pivots más rápidos en realizar un bloqueo y continuar. Se gira a una velocidad vertiginosa impidiendo a su par defenderle con garantías o que en un cambio de marcajes, el pequeño en el famoso miss-match pueda limitarle. Otra ventaja que Ayón genera para sus exteriores, es que cada balón doblado o cada pase interior, Gustavo lo agarra y lo sube, tiene unas manos muy seguras con todo lo que eso supone para un jugador exterior que quiera jugar pick&roll con él.

cm2zgwqweaadifr

También añadir que ‘Machete’ es un gran reboteador ofensivo y buen pasador, teniendo como lunar sus porcentajes desde el tiro libre.

En defensa, Ayón se mueve muy bien y debido a su corpulencia es capaz de emparejarse a rivales más grandes. Capaz de saltar en un cambio grande-pequeño y defender con solvencia a jugadores más hábiles y rápidos que él gracias a su buena capacidad para desplazarse lateralmente.

Con un enorme sentido para adivinar donde caerá el balón tras un lanzamiento, se coloca rápido y con criterio para poder quedarse el rebote. También es un jugador con un buen timming de salto, ventaja ésta a la hora de poder taponar.

Ayón se ha convertido en referencia absoluta en la pintura del Madrid, su jugador franquicia junto a Sergio Llull, un matrimonio perfecto y duradero gracias al nuevo contrato firmado por Gustavo y el Madrid éste verano pasado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.