¡Yo he venido aquí a hablar de mi Flóper!

Un articulo de: @_MisterHyde_

A riesgo de caer catalogado y ser encasillado como un florentinista, un maldito oficialista o un mermado madridista happy (algo que me importa una higa porque lo que considero es al Real Madrid por encima de todo y de todos) “Yo vengo aquí a hablar de mi libro”.

“Mi memoria es magnífica para olvidar” dijo en alguna ocasión el escritor escocés Robert Louis Balfour Stevenson autor entre otras novelas de la famosa “El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde” de la que yo extraigo mi nickname. El olvido es una habilidad muy humana pero ay amics los que tenemos memoria no olvidamos ni olvidaremos los años en los que nuestro equipo estuvo apuntito de convertirse en un Benfica de los noventa o en un Milán post Berlusconi, hablo de años en los que el club estuvo arruinado, sí amics, en la puta quiebra, con un Mendoza que presidió la entidad igual que Errol Flynn ejercía de anfitrión en sus fiestas privadas, obligado a dimitir lo sucedió en el cargo el Luca Brasi de Don Ramón, un tipo oscuro y timbero. Sí, me refiero a Lorenzo Sanz  que no nos convirtió en el juguete de Jesús Polanco porque allá en el 2000 salió elegido el señor del que vengo a hablaros hoy, Sanz fue un presidente que metía las manos literalmente en la “Caja B” de la sociedad y hacedor de unos fichajes con un sobreprecio en comisiones que rozan el delito económico; pero agarraos que hay más. En el intervalo en el que Florentino decide dejar el Madrid aterriza en la presidencia Calderón, otro trepa prisaico de dudosos negocios con el que ya directamente se produce la imagen más vergonzante (esto sí es vergonzante Relaño y no la novena) de la historia de nuestro amado club y no es otra que la policía judicial entrando en las oficinas de Padre Damián y poniendo todo patas arriba.

Los antecedentes a Florentino en estos últimos 30 años fueron presidentes que llegaron para servirse mucho del Madrid y servir más bien poco al mismo, hipotecando más y más, día tras día, temporada a temporada al Real Madrid encaminándolo a la ruina sin medida y casi sin remedio.

foto 1 mendoza sanz y florentino

¿Y todavía os preguntáis por qué no me disgusta en absoluto la figura de Florentino Pérez como presidente del Real Madrid? Ahora lo explico para que hasta los de “Florentino dimisión” me puedan entender.

Mirad, yo lo que exijo al presidente de mi Club antes que nada es el ser honrado y honesto para con la entidad (ojo con el “para con” que tiene su miga) y a mi entender Florentino lo es y lo ha sido. Luego, como todos nosotros, tendrá sus cosas mejores y peores pero mangonear del Madrid como político recién llegado al cargo no, eso no ha ocurrido y confío que mientras él presida no volverá a pasar.

Como el que no quiere la cosa con la llegada del señor Pérez pasamos en diez años de una situación insostenible económicamente a liderar la lista Forbes  de entidades deportivas, ahí es nada. Y tal vez me digáis que el dinero no es lo principal en el fútbol y yo niego la mayor porque lo es (“It’s the economy, stupid”). Para estar en la élite de este deporte necesitas sí o sí unos ingresos cuantiosos si no es del todo imposible competir año tras año por todo; así de simple y diría que así de cruel. Por lo que no me sonrojo en absoluto al afirmar que económicamente hablando Florentino Pérez es el mejor presidente que el Madrid haya tenido en su historia, indiscutible.

foto 2 Forbes Real Madrid

Si el apartado económico ha quedado clarinete vamos a ocuparnos del institucional si os parece.

Algunos claman por la segunda reforma Florentiniana del Santiago Bernabéu argumentando que para algo tenemos Valdebebas y la idoneidad de construir allí un nuevo estadio. Entendiendo su punto de vista creo que todavía no es el momento ya que el enclave donde está situado nuestro estadio es privilegiado y lo hace único, su sala de trofeos es una visita obligada y se encuentra entre los tres “museos” con más afluencia de la capital. Sumad a la visita las camisetas y demás recuerdos que se llevan de rigor en la tienda oficial y haced cuentas. Con la reforma se construirá un hotel, plazas de garaje y nuevo centro comercial en pleno corazón de la Castellana, igualito que en Valdebebas vaya, irte de Manhattan para jugar en Jersey; ¡0h, i tant!

Sigo con lo institucional. Desde que Florentino es presidente el Real Madrid CF se ha ido involucrando socialmente cada vez más, con ayudas de todo tipo, partidos benéficos y/o solidarios así como homenajes, escuelas infantiles y la no siempre valorada, conocida y reconocida Fundación Real Madrid que es un ejemplo y un orgullo para muchos que tenemos la gran suerte de ser socios de este gran Club.

Lo último y más mediático ha sido la independencia del canal temático del Club, Real Madrid Televisión ya puede verse en toda España de manera gratuita y en HD. Hemos liberado al canal de las manos de cualquier grupo audiovisual y sólo la entidad decidirá sus contenidos. Un arma que puede ser más importante de lo que en principio podría parecer. Atentos a ello.

Paso al apartado deportivo, sí, ya escucho el ruido de sables. Una de las fuentes de debate y discordia entre madridistas; el modelo y el proyecto.

Es obvio que el señor Pérez tiene un modelo y  partiendo del mismo éste puede ser más o menos flexible en sus principios dependiendo de las circunstancias y necesidades puntuales. El tan cacareado modelo es un proyecto económico-deportivo que se antoja simple aunque no es nada sencillo llevarlo a la práctica con éxito. Consiste a grosso modo en tener, mantener y buscar en la medida de lo posible a los mejores jugadores de talla mundial, se llamen como se llamen y sean del país que sean. Es obligado en los grandes desembolsos un pormenorizado estudio del impacto social, mediático y económico del futuro fichaje, de ese modo el nuevo jugador se convierte en un verdadero activo del Club y como tal lo manejará el Madrid con una mercadotecnia digna de estudio, en Harvard lo estudian creedme.

foto 3 Deloitte Real Madrid

Este modelo ha permitido y permite al Real Madrid poder moverse, medirse y competir con las fortunas de los jeques, rusos, chinos y los transatlánticos futbolísticos europeos; gustará más o gustará menos pero es innegable.

El último apartado, y quizá el que menos me gusta de mi Flóper, es el mediático. Sí amics, Florentino es como es y no lo vamos a cambiar nunca. Yo me barrunto que en su mente siempre tiene presente que un presidente del Real Madrid CF representa siempre a la entidad y como tal debe medir muy mucho qué dice públicamente así como cuándo lo dice y cómo lo dice. Él saldrá a la palestra cuando sea indispensable, ineludible o cuando sea referido de manera personal.

Y éste punto creo que es el que pocos aficionados han entendido y es donde se crean muchos de los reproches a Florentino Pérez.

“¿Por qué siempre sale cuando hablan de él y no cuando se meten con el Madrid?” Suelo leer.

Es controvertido la verdad, mi impresión es la de que él intenta separar (y por eso sale a la mínima) al Florentino Pérez empresario y persona del Florentino Pérez presidente del Real Madrid CF. En los casos puntuales en los que en alguna información se mezcla a ambos con difamación de por medio suele salir y aclararlos al momento, pero cuando son y afectan sólo al Real Madrid lo medita muchísimo más porque ahí entra en juego la entidad y la imagen de la misma. Me temo que en su pensamiento como presidente está la máxima de desgastar mediáticamente lo menos posible la imagen del Club en cuitas diarias, él cree que la entidad está y debe estar siempre por encima de cualquier bulo, rumor o acusación permanente, siempre alejada de polémicas que puedan dañarla como marca mundial y de ahí su reticencia a que alguien ocupe una portavocía oficial en el Real Madrid, algo que llego a comprender pero de ningún modo lo comparto.

A modo de epílogo os haré partícipes de la verdadera preocupación que hay tras esta loa al señor de gafas con cara de no haber roto un plato en su vida, no existe a día de hoy (frase ésta muy manida entre el periodismo deportivo) una saludable alternativa al Florentinisno marketiniano.

¿Candidatos? A montones saldrían, pues menuda bicoca es ser presidente de una de las más importantes referencias deportivas a nivel mundial y la de beneficios personales se pueden conseguir por su influencia. Pero candidatos que se puedan permitir ser del todo independientes además de poder confiar en su honradez y honestidad para con el Madrid y lo que no es suyo ya me salen menos; por no decir que ninguno.

Así amics que cuando leo lo de “Florentino dimisión” me pregunto a mí mismo el por qué de esa dimisión, se supone que ha sido elegido para gobernar el club durante cuatro años.

¿Entonces cada vez que no se consiga ganar un título tiene que dimitir la junta directiva en bloque?

¿A cuántos presidentes por lustro saldremos?

¿No os parece todo esto una locura?

Que yo sepa, de no ser así espero que alguien me lo demuestre, no ha hecho nada, repito, nada lo suficientemente grave como para presentar una dimisión y lo que ello conlleva. No ha engañado a sus socios, no ha defraudado a Hacienda, no ha reconocido pública y taxativamente ser culpable de un delito representando a la entidad algo de lo que, por ejemplo, no pueden presumir presidentes de otros equipos llenos de valores y cantera.

foto 4 real-madrid-campeon-champions-league-2016

Dimisión…

 …mis cojones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.