El OjO Al Blanco del FC. Barcelona 100 (1) – Real Madrid 99 (0): Detalles que acaban matando

Una cronica de: @Javirodespi – planetacb

playoff-final-partido-1-fcb-rma-2q-6

¿Quién dijo que el baloncesto es un juego de detalles? Ahora mismo no sabría decir el nombre de quién dijo esa mítica frase, pero hoy lo hemos visto en esencia pura en este primer envite entre el FC. Barcelona y el Real Madrid, en lo que ha sido un auténtico partidazo y que se ha solventado a favor del equipo local por unos detalles que han matado al Real Madrid, veamos cuáles han sido en nuestro OjO Al Blanco.

Un comienzo al toque

El Madrid salió a ver cómo estaba el rival y el Barça a todo lo contrario, así que normal que nos encontráramos ese 14-4 campeando en el marcador a los pocos minutos, el ritmo pausado correspondía totalmente al equipo local y el juego blanco era espeso a más no poder. Ello originó los primeros cambios de Laso y el completo cambio de dinámica en el partido, los nombres propios pertenecían a Sergio Llull, con mandarina incluida nada más entrar, o Rudy Fernández, principal creador de una fobia hacia su persona con un ambiente hostil del Palau hacia él y que calló con dos triples de forma consecutiva.

La defensa no se fue de vacaciones

Viendo el marcador podríamos pensar que las defensas brillaron por su ausencia, pero la realidad del partido nos dice que los equipos, con algunos fallos, no permitieron que aquello fuera un campar libre por las zonas, sin embargo, los ataques mostraron una eficacia en el tiro digna de alabar, principalmente Doellman o de un Stratos Perperoglou que ya se veía que iba a ser el héroe del partido con unas acciones de gran mérito. En el lado blanco, Laso acertó dando entrada a Willy sobre Samuels, dando buenos minutos en defensa y en ataque permitiendo a Ayón descansar, mientras que por el exterior, ese hombre sin aire acondicionado en su casa, Jaycee Carroll, seguía mostrándose tan letal cómo ha sido en el resto de eliminatorias.

playoff-final-partido-1-fcb-rma-2q-4

Corre tú que yo te sigo

Aunque el Barça no está acostumbrado a moverse en estos rangos de puntuación tan alta, en esta ocasión lo hizo como pez en el agua y descubrimos que el baloncesto que nos pueden dar estos dos grandes equipos, es una verdadera oda a nuestro deporte, las canastas se sucedían de todas las formas posibles, principalmente desde 6.75 en que ambos conjuntos mostraban una puntería excepcional para acabar uno con 12/20 (Barça) y otro 12/24 (Madrid), donde no se permitía el descanso, así que si alguno cogía racha, rápidamente era contestado por el otro y, para que no faltara de anda, una ilógica antideportiva al Chapu Nocioni, sin ningún tipo de explicación posible, hacía que éste sacara lo mejor de sí para ayudar al equipo a ponerse por delante ya fuera defensivamente o en ataque con tiros liberados que encontraron aro con facilidad, en resumidas cuentas, disfrutábamos de lo lindo con lo que estábamos viendo.

De héroe a villano  

Cuando llegaba el momento de la verdad, parecía que el Madrid partía con cierta ventaja pero, nuevamente, los detalles le condenaron, uno de ellos fue un triple completamente liberado de Rudy que no tocó ni aro, otro el resurgir de Navarro que salió en los momentos más calientes para volver a poner al Barça en ventaja y podríamos seguir con un tremendo canastón de Gustavo Ayón que, cual alero penetró a canasta y sacando el balón de quién sabe dónde, evitó a Tomic y anotar lo que ponía en franquicia al Madrid a falta de pocos segundos pero…

…llegó el final cruel

¿Salió el balón por el fondo? ¿Hizo falta Navarro sobre Llull al recibir de Tomic? ¿Sirve de algo el instant Replay? Todas esas cosas no nos llevan a ningún lado, créanme, la verdad es que el Real Madrid jugó de forma casi perfecta esa jugada, Navarro saca, se crea su espacio ante Llull y Ayón reacciona perfectamente para evitar una entrada fácil pero, claro, no es lo mismo un alero en penetración cara al aro que un pívot con desplazamiento lateral. Nocioni hace lo correcto y salta a evitar una “bomba” fácil mientras que Rudy y Maciulis (MOOOOC, ERROR) solo contemplan la jugada sin que ninguno de los dos marcara al hombre que se convirtió, por merecimiento propio en el héroe del partido, un tal Stratos Perperoglou que anotó solo bajo canasta.

playoff-final-partido-1-fcb-rma-4q-final-5

La vida sigue

No nos queda más remedio que mirar al viernes y prepararnos para el segundo envite, en éste ambos entrenadores prescindieron de uno de sus bases, por el Barça no jugó Arroyo y por el Madrid Doncic (Lima fuera de convocatoria), la cita es el próximo viernes en que el Madrid tiene la necesidad perentoria de llevarse el triunfo si no quiere estar con el agua mucho más al cuello que ahora, así que ya saben, prepárense para una jornada de infarto y, sobre todo, nunca dejen de sonreír.

 

Deja un comentario