Marcelo no es de este mundo

Un articulo de: @_MisterHyde_

La principal marca del genio no es la perfección, sino la originalidad, la apertura de nuevas fronteras. (Arthur Koestler)

Me gusta Marcelo amics, qué le voy a hacer, de mis rescoldos underground debe venir esto de ir a contracorriente. Os explico a continuación el por qué creo necesario al brasileño y en ocasiones, el injusto trato que le dispensamos los madridistas.

La importancia en ataque del lateral en el fútbol actual es incuestionable y más en los equipos dominadores y el que nos ocupa en este escrito me parece uno de los mejores laterales ofensivos dentro de la élite de este deporte.

El lateral de la eterna sonrisa es un jugador muy específico, con sus pros y sus contras, pero si técnico y compañeros no ayudan a minimizar sus aspectos menos positivos veremos siempre la peor versión de un lateral magnífico, diferente. Y he aquí donde procedo a explicar la importancia de saber qué propones al sacar al 12 como lateral y qué contramedidas debes cubrir ante tal apuesta.

Marcelo es un lateral profundo que no un carrilero ya que su ataque suele ser de fuera a dentro convirtiéndose en un puñal para las defensas contrarias, pero aquí no acaba la importancia de este jugador. Su salida de balón independiente a la de los centrocampistas con una conducción prodigiosa y una calidad técnica en el regate y pared de las más altas de la plantilla hace que este lateral se convierta en un indescifrable para el entramado rival y ahí Marcelo (que no es de este mundo) se eleva en pieza táctica definitiva para romper un partido ante cualquier rival. Tendemos a olvidar lo que Marcelo genera por sí sólo y lo determinante que es en salida y aceleración de la jugada, lo bien que reina en el caos superando y rompiendo líneas defensivas rivales como “cuchillo en mantequilla”. Todo esto, que no es poco, no impide que obviemos los debes que nos crea este tipo de jugador tan heterodoxo para su posición y a eso voy ahora.

Nuestro lateral izquierdo tiene sus puntos flacos, unos son directamente responsabilidad suya y otros son compartidos por el entrenador y el equipo. Sus debes son poca intensidad en el marcaje, no cuidar bien su espalda y un cierto pasotismo o exceso de confianza en que sus compañeros desbaraten la acción atacante del contrario mientras él parece más pendiente de estar bien colocado para salir tras robo que en cubrir con la intensidad necesaria su posición y marca. Los debes que yo apunto al entrenador son sencillos, si tú apuestas por Marcelo tienes que blindar su estilo de juego. El volante central, el interior izquierdo y el central de su misma posición deben comprometerse y leer el juego del brasileño, basculando para cerrar el espacio que deja cuando sube. Porque subir y bajar a sprint te lo puede hacer varias veces en un partido pero no como norma, es imposible, o tienes el tren inferior de Roberto Carlos o en el minuto sesenta estás con calambres. Por eso pienso que el técnico debería plantear una táctica que previera estos desajustes y sus compañeros lo comprendieran y se sacrificasen en ello. No es ninguna tontería insistir en que comparte banda con Cristiano Ronaldo que te hará cero ayudas y te encontrarás con el interior, el lateral y el extremo de cara en más de una ocasión; eso hay que tenerlo en cuenta son muchas las veces que Marcelo defiende en inferioridad.

En definitiva todo depende de lo que te da y lo que te resta éste lateral no tan al uso, pones lo negativo y lo positivo en una balanza y decides. Y yo me pregunto si todo un Real Madrid no puede y debe permitirse el tener un estilete en su lateral izquierdo siendo conscientes de lo que conlleva para bien o para mal, trabajar en equipo para disimular sus defectos y explotar sus inigualables y tal vez virtudes únicas desde la posición de lateral izquierdo en el fútbol mundial.

Yo estoy convencido que la respuesta es sí.

Ahí os lo dejo amics.

¡Hala Madrid!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.