No somos nada, pero juntos podemos ser todo

Un articulo de: @Skaragaroc_

Para los punkies de turno o los simple amantes de dicho estilo musical, no me estoy refiriendo aquí a esos filósofos de los tiempos modernos llamados “La Polla Records” aunque dicho sea les rendiría un caluroso homenaje con mucho gusto ¡Aúpa Evaristo!.

Antes que nada quisiera apuntar una cosa muy importante a mis ojos, soy perfectamente consciente de que no soy nadie en este mundo globalizado, un simple chico ordinario, sin historias. Tampoco soy nada en este mundillo de las redes sociales, un mero aficionado al futbol que entre otras cosas, se divierte escuchando podcasts madridistas.

¿Porque digo esto? Simplemente por apuntar bien claramente que no pretendo de ninguna forma quitar / poner credenciales de madridista a nadie o dictar la conducta que cada uno debe seguir. Tengo mis ideas, mi visión de las cosas que pretendo modestamente compartir con vosotros pero que no valen ni más ni menos que las de otr@s.

Cuando amas al Madrid, vivir en un país extranjero es como sobrevivir en territorio hostil. Los “Hobbits merengues” residentes en el “Imperio de Mordor” entenderán de lo que estoy hablando (aunque mi situación es bastante más suave que la suya, sea en Cataluña o País Vasco por ejemplo).

Si consideramos que la prensa “pseudo madridista” española es bastante mala (por no decir burradas),  imaginaros a los periodistas de “L´Equipe” dedicándose a copiar los artículos de “Marca” o del “As”. Información parcial y totalmente manipulada ¡O sea un chimpancé con dos pistolas intentando copiar y como no, superar, a un compatriota simiesco queriendo rascarse el trasero con una escopeta cargada!.

Así que el día que descubrí el mundo de los podcasts y de las webs madridistas y me sentí como Armstrong pisando el suelo lunar !Un privilegiado!.

Por fin gente sensata con la quien compartir ideas e opiniones. En otros tiempos no tan lejos había que creerse al pie de letra todo lo que nos contaban  en la radio o la televisión sin poder escapar a ese discurso “oficial” e “conformista”. Alguno me dirá que posiblemente hace algunos años los periodistas eran algo más “profesionales” y no se inventaban tantas noticias como las inmundicias que nos suelen parir a diario. Lo dudo mucho porque si no inventaban tanto solían manejar esa doble vara de medir con el Madrid y el resto de equipos.

Para escapar de dicho absolutismo de los medios no nos quedaba otra solución que bajar al bar de abajo para tomar una cañita viendo el partido y charlar con otros aficionados sobre el partido, algunos aplaudiendo con las orejas, otros cagándose en la madre de este jugador que está tocándose los huevos sobre el césped… Disfrutábamos del momento pero la resonancia de estas tertulias improvisadas quedaba bastante limitada. Nuestra frustración frente a esto podría haber llegado a su fin y me explico.

Hoy día la diosa tecnología se ha aliado con la Diosa Cibeles ofreciéndole un arma poderosa al servicio de todos los madridistas por el mundo: webs, podcasts, radios online, redes sociales… ¡Por fin el eco de las opiniones inconformistas de los aficionados pueden resonar con una fuerza desconocida hasta ahora! Aunque tengamos cada uno nuestras opiniones y nuestras convicciones a cerca de lo que debería de ser el Madrid, tenemos un punto en común, defendemos un escudo por encima de todo. Al contrario del establishment periodístico de este país no existe el pensamiento único entre nosotros y me pregunto ¿Siguiendo este paso quebraremos la dictadura de los medios de comunicación convencionales a golpes de democracia madridista inconformista y unida? Si lo deseamos realmente ¿Por qué no?, ¡No nos pongamos límites!.

Amigos, para muchos no somos nada, unos hippies, delincuentes, maleducados, mourinhistas, ultras, ilusos… tampoco voy a insistir porque ya podéis ver por dónde voy, pero conozco a un señor al que llamaban iluso por empeñarse con todas sus fuerzas en construir un estadio de futbol en pleno centro de Madrid… ¿Y como acabo dicho sueño?…

¿No somos nada?… ¿Entonces por qué cierran cuentas madridistas en twitter?… ¿Molestamos?… ¿No somos nada?… ¿De verdad?. 

Hablar encubierto desde un nick en una red virtual es bastante cómodo y hasta puede presuponer una forma de terapia. En dicha época de hallazgo “podcastiano” de la que hablaba al principio, pasaba personalmente por unos momentos bastante duros. Así que esta corriente de madridismo espontaneo me ayudo a superar el bache y recuperar la esperanza y la sonrisa.

Desde aquí mi pequeño homenaje a todos aquell@s que algún día habéis decidido dar el paso hacia delante; como diría un amiguete canario al que le gusta cantar (y no me refiero a canciones) locutor de partidos en sus horas perdidas… ¡A vuestros pies!.

No quiero citar a ninguno en particular por no olvidarme de alguno. Una radio online, un podcast o una web es solamente la parte emergida del iceberg. ¿Cuantas horas preparando las tertulias, manipulando el maldito Skype cuando se cae, o reuniendo gente para montar un maratón inolvidable el día del clásico sin otro interés que el amor por nuestros colores? 

¡Gracias por dedicarle tanto tiempo!, gracias de corazón porque en esta vida el tiempo pasa tan rápido que es oro. Y como no, todo aquel que posee un tesoro no lo quiere dilapidar sino compartirlo con sus seres queridos. A nuestro Madrid como a las personas hay que demostrarle tu amor en vida porque cuando llegue el día de traspasar la frontera de aquel mundo frio y silencioso solo quedara el recuerdo de los buenos tiempos y el amargo escozor de haber dejado pasar ese tren, de no haber aprovechado esa oportunidad que tenías….

(Uyyyy a veces me pierdo yo mismo en mis pensamientos tortuosos y torturados). Volviendo a lo que decía al comienzo, no soy Nadie y jamás pensé que yo también pudiera escribir algo o dar mi opinión y que interesera a una sola persona. Pero charlando con algunos de vosotros me anime a garrapatear articulillos para contribuir de alguna forma a esta gran labor. Y de este modo si otr@ se puede sentir respaldad@, bienvenido sea. Adelante esta gran familia os acogerá con los brazos abiertos.

Tenemos una suerte tremenda, medios técnicos accesibles, twitteros con conocimientos futbolísticos para aburrir a “Mister Chip” o al “Valdanito” de turno, narradores de partidos que nos ponen los pelos de punta, tertulianos que son unas enciclopedias vivas de la historia madridista ¡En fin solo nos queda estar UNIDOS de una vez!.

Porque de esto precisamente se trata, de compartir puntos de vistas diferentes pero de forma cordial y constructiva. Basta ya de bloqueos o de hatear al madridista que no piensa como yo y otras chorradas. Podemos perfectamente debatir entre nosotros sin animosidad. ¡Guardemos nuestros odios para los indios y culerdos! La diferencia en los puntos de vistas es la verdadera riqueza. ¡Esa que permite avanzar en una misma dirección de forma Unida y no como un simple rebaño de ovejas!

Os lo aseguro …no somos nada… pero todos juntos podemos llegar a ser alguien.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.