Chirigoteando: Cádiz CF 1 – 3 Real Madrid

Una cronica de: @soyvikinga

Me toca hacer la crónica del partido del Real Madrid en Copa del Rey, justo el día en el que se puede escribir uno de los episodios más vergonzosos de la historia del club, si no el que más. Poco se puede decir del partido, porque todo quedó relegado a segundo plano en el momento en el que se conoce que el Madrid podría quedar eliminado si el Cádiz denuncia la alineación indebida de Denis Cheryshev que supuestamente no debería haber jugado por haber estado sancionado por acumulación de tarjetas amarillas en la edición de esta misma competición en la temporada pasada. Pero vayamos con la sucesión de los hechos.

Salía el Madrid con una alineación plagada de suplentes, en los que sólo Isco, James, Pepe, Nacho y Casemiro habían formado antes más de una vez como titulares. Kiko Casilla, Arbeloa, Llorente, Lucas Vázquez, Jesé y Cheryshev completaban el 11. Debutaron con el primer equipo Lienhart que sustituyó a James en el minuto 78 y Tejero que salió por Pepe en el 89.

Arrancó el partido con el gol del protagonista de la historia, el propio Cheryshev, que recoge un gran pase desde la diagonal de James y tras controlar, bate al portero del Cádiz con un tiro cruzado de gran calidad en el minuto 3. Poco después del gol surgían los rumores de que el Real Madrid podría estar incurriendo en alineación indebida y en la grada de Carranza el público, con la guasa gaditana, empezaba a runrunear acerca de este hecho. El partido a partir de ahí dejó de ser el centro de atención y sí así la sucesión de noticias referentes al asunto de la posible eliminación del Real Madrid de la competición. De todas formas, el partido seguía, el Cádiz presionaba y se acercaba a la portería de Kiko Casilla, aunque sin mucho acierto por parte de los jugadores gaditanos. En una de estas ocasiones, en el minuto 7 Wilson Cuero se plantó sólo ante el cancerbero madridista después de una muy buena combinación pero el uno contra uno la ganó el portero blanco. Fue la más clara del Cádiz en toda la primera parte.

Los más destacados de los primeros 45 minutos fueron James y Lucas Vázquez que entraba como un cuchillo como extremo derecho y propiciaba las mejores acciones del equipo blanco.

Tras el descanso y ver las caras de preocupación de unos y de otros, el Madrid salió con el mismo once para cambiar a Cheryshev cuando todavía no se había cumplido el primer minuto, algo totalmente increíble y esperpéntico, por mucho que luego diga Benítez que lo hicieron para demostrar su buena fe. No me puedo creer que todos los espectadores supieran desde mediadas de la primera parte lo que sucedía y el señor Benítez en el descanso aún no lo supiera.

Pero volviendo al partido, entró Kovacic por el hispano-ruso y el Madrid seguía dominando a pesar del desconcierto que se vivía en el campo y fuera de él debido a la noticia de la más que posible eliminación de los nuestros. El Cádiz llegaba esporádicamente, con poca fortuna y poco acierto de los jugadores amarillos. Y es entonces cuando surge Isco, que en el minuto 65 y después de un pase de Casemiro desde el centro del campo, controla y marca desde el centro del área. Minutos después, justamente en el 72, el propio Isco, esta vez a pase de James vuelve a batir al portero después de un buen amague. El partido parecía cerrado tras el 0-3, hasta que en el minuto 87, el Cádiz también quiso robarle un poco de protagonismo al Madrid y a todos los acontecimientos con un gol de Kike Márquez que aprovechó un balón sin dueño en el centro del área para batir a Casilla.

En resumen un partido difícil de jugar que se sacó adelante con los suplentes, donde el Cádiz presionó muy bien y pudo hacer un partido muy digno, y en el que el Madrid supo controlar y defender. Los mejores desde mi punto de vista fueron James, Lucas Vázquez e Isco, al que también me gustaría verlo brillar cuando más se le necesita.

Y una vez hecha la crónica del partido, no puedo dejar de decir que todo lo sucedido hoy, independientemente de que finalmente haya sanción y se nos elimine de la competición o no, me produce una profunda vergüenza y que ensucia a no poder más la imagen de un club que poco a poco se nos desmorona desde dentro. No sé si el responsable de todo este desaguisado es Chendo, como delegado del equipo, Florentino, Benítez o el propio jugador, lo que no me puedo creer es que ninguno de ellos hayan reparado en la circunstancia de las tarjetas y que se eche balones fuera tratando de culpabilizar al Villarreal de no avisar o a la mismísima Federación Española de Fútbol. Seamos serios, asumamos nuestros fallos y ahora apechuguemos con lo que pase. Ya sea la eliminación o la mofa de culerdos, atléticos y el mundo entero. Si somos un circo, lo somos, no hay otra. Y es una pena, porque el equipo que debería estar en el lodo es el Barcelona, que está metido en mil asuntos sucios y sin embargo, son unos genios, reconozcámoslo, en limpiar su imagen mientras nosotros, locos por fardar de “señorío” nos la manchamos solitos con episodios dantescos como el de hoy, entre otras cosas. Especialistas en la autodestrucción es lo que somos. Si al menos, todo esto sirviera para analizar lo sucedido, asumir responsabilidades y dejar el cargo quien tiene que dejarlo, que es lo que ofrecería algo de seriedad a todo esto… Pero no, los responsables seguirán, se tratará de correr un tupido velo y todos contentos, que total, tampoco es para tanto, así tienen más tiempo para preparar la Champions.

Y mientras escribo esto, a pocos kilómetros, en mi amada ciudad de Cádiz, otros lo que escriben son las letras para las próximas chirigotas que estrenarán por Febrero…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.