Guerra, guerrillas y amores en entredicho

Un articulo de: @susanaurue

Mucho me temo que el partido de mañana contra el Athletic va a ser una auténtica guerra de guerrillas. San Mamés históricamente siempre ha sido una salida complicada para nosotros, de esas en las que se ve de todo y en las que le cuesta sangre, sudor y lágrimas ganar. Pasan las temporadas pero las señas de identidad del Athletic no cambian, equipo siempre fuerte con jugadores aguerridos y muy potentes en el juego aéreo, además, este año cuenta con un Aduriz en estado de gracia. Me imagino un partido duro con mucho balón colgado al área y poco jugado al piso.

Capítulo aparte merece Raúl “narigón” García. Es probablemente uno de los jugadores más odiados por la afición madridista, un enemigo público. Un odio que se ha ganado a pulso en los últimos años por su dureza en el juego, sus entradas a destiempo y su prepotencia y chulería en el campo. No espero que el cambio de aires haya obrado en él un milagro, sino más bien todo lo contrario. En resumidas cuentas, este partido no va a ser un paseo militar para nosotros, no somos el Barça, al que le tienden una alfombra de plata jornada tras jornada.

La plaga de lesiones que hemos sufrido desde el parón de selecciones, sobre todo en defensa, con Ramos KO, Varane recuperándose del golpe sufrido en el partido de champions y Carvajal y Marcelo despistados y poco acertados en el último partido contra el Granada, hacen aumentar mi incertidumbre por momentos ya que se notaron en exceso las bajas de James y Bale.

No quisiera despedirme sin tocar otro tema que me preocupa mucho los últimos días, la insistencia desde algunos medios en ahondar en la presunta mala relación entre CR7 y Rafa Benítez. Cierto es que Benítez tal vez no estuvo muy acertado en sus declaraciones, como también lo es que un entrenador no está para ser amigo de sus jugadores, su obligación es la de conseguir sacar su máximo rendimiento. ¿Realmente lo que queremos es otro Ancelotti? Yo lo tengo claro, mi respuesta es un NO rotundo.

A mí sinceramente me da igual si Benítez y CR7 se quieren o se odian, lo que quiero son resultados. Si el entrenador considera que esa es la mejor manera de motivarle, dejémosle trabajar, ya habrá tiempo al final de temporada de juzgar su trabajo.

Y ya me despido hasta otro ratito, no sin antes agradecerle a todos mis compañer@s de @eldiariodemou su acogida en esta pequeña familia, gracias por hacerme sentir una más, sois geniales… ¡HALA MADRID!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.