Mentiras Culerdas II

Por @DanielHeredero

Decíamos en nuestra primera entrega, que el Barça mentía sobre su fecha fundacional, y avisaba que aquella era la primera mentira, pero desde luego no la última.

En su historia hay cuestiones que por haber sido repetidas tantas veces, han adquirido la naturaleza de ciertas, pero que si quitamos un poco la capa de polvo y rascamos la fina capa de barniz rancio que las cubre descubrimos su real naturaleza.

Manuel Vázquez Montalbán es el autor de esa frase a la par grandilocuente y cursi que decía que “el Barça era el ejército desarmado de Cataluña”, intentando añadir más leña al fuego de la falsedad indocumentada que desde finales de los 60 se instaló, para no irse ya nunca, en los mentideros catalanistas en general y culés en particular. El mismo autor había elevado a los altares esta frase: “Debemos luchar contra todo y contra todos, porque somos los mejores y representamos lo que representamos” pronunciada por el entonces presidente del Barça Narcís de Carreras. O todo resumido en una frase que hizo fortuna “El Barça es más que un club”.

En el capítulo precedente os hablé de la nutrida legión de “historiadores” culés, todos ellos han desarrollado una “encomiable labor”, la de torturar la verdad hasta que confiese lo que ellos quisieron. Y así han utilizado episodios tristes para ellos en beneficio propio, sin que sus propios protagonistas dieran la más mínima credibilidad a las torticeras maniobras culés. El más obvio es el caso Di Stefano, del que hablaré largo y tendido próximamente.

A estas alturas resulta casi imposible separar la historia del Barça, de las vicisitudes políticas de Cataluña, en realidad es un hecho buscado, por más que no sea cierto en la mayoría de las ocasiones. Y todo perfectamente urdido en las tricotosas del Camp Nou, con denodado esfuerzo y dedicación, una fuente inagotable de bulos, conspiraciones y mentiras sin más.

Intentaré demostrar que casi todo es sobrevenido, en ningún caso algo perseguido por el club, sino más al contrario tergiversado y manipulado para parecer lo que no es. Haciendo honor al proverbio italiano “si non è vero, è ben trovato”


LA CATALANIDAD DEL BARÇA

Dice textualmente la web del Barça:

CATALANIDAD: El FC Barcelona, desde su fundación, es una entidad arraigada en su país, Catalunya, un compromiso surgido de la sociedad catalana y entendido por los barcelonistas del resto de España y del mundo. El club proyecta, con convicción y firmeza, la imagen de Catalunya en el mundo. El Barça defiende una Catalunya integradora y multicultural, justa y solidaria.

UNIVERSALIDAD: Cuando el himno del club dice “Tant se val d’onvenim” expresa el espíritu de una entidad abierta a todos, que hermana seguidores de los cinco continentes, y que enlaza con una historia en la que la mitad de sus fundadores no eran catalanes. El FCB tiene socios y peñas en más de 50 países, desde Camerún a China y millones de seguidores que configuran la grandeza de la unión barcelonista.”

Bien analizado este texto da para una tesis doctoral sobre la incoherencia. En el primer párrafo habla del arraigo a su país (sic) “desde su fundación” y de su catalanidad de cuna, para, a renglón seguido, darnos un detalle importante, la mitad de sus fundadores eran suizos, en total 6 suizos y 6 catalanes, a instancias Hans Gamper, que apenas si llevaba un año en Barcelona cuando lo “fundó”, después de fundar (o eso dicen) el Zúrich suizo…Por lo que sabemos este señor iba fundando clubes por ahí, como otros inauguraban pantanos…

Gamper era suizo, no hablaba catalán e incluso parece ser que vino con la sana intención de aprender español dado que, al parecer, tenía negocios en Fernando Poo (entonces colonia española de ultramar) y que, por si fuera poco, había intentado incorporarse a otros clubes existentes que lo habían rechazado por su doble condición de extranjero y protestante. De modo que a través de un tío suyo, pastor protestante, en cuya casa se alojaba en aquellos primeros tiempos, traba amistad con otros emigrantes de origen suizo y aficionados cómo él al fútbol. Al noreunir al suficiente número de entusiastas al entonces casi desconocido deporte británico, hace publicar un anuncio en un perfecto español solicitando jugadores, a dicho anuncio responden los 6 catalanes.

Así 6 catalanes y 6 suizos se ponen de acuerdo para jugar al fútbol (¿será este el origen de esa “fructífera”relación entre los políticos catalanes y el país Helvético?).

Con lo expuesto hasta aquí, pocas dudas me quedan de que la supuesta catalanidad del Barça no es sino un hecho sobrevenido. No dudo de que Hans (mudó su nombre al catalanizado Joan) terminara siendo un catalán de pro, pero es obvio que un señor que llevaba apenas 12 meses en Barcelona y que se rodeaba de suizos (sobre todo) poco sentimiento catalán podía tener en aquel remoto 1899.

Gamper se suicidó en 1930, algún hagiógrafo dice que hundido en la depresión por la persecución que sobre él y su Barça había ejercido la dictadura de Primo de Rivera, pero lo cierto es que se había arruinado en el crack del 29, y ese es con casi total seguridad el motivo de su suicidio, pero hasta en esto los “historiadores culerdos” han encontrado un resquicio para sus maquinaciones, ni en paz pudo morir Hans, ya que algúnjuntaletras tergiversó las motivaciones del finado, en favor de una causa mayor y más acorde al victimismo secular culé. Porque amigos, antes de Franco hubo otro dictador que les tenía ojeriza (ya “parlarem” de este asunto más adelante).

En el segundo párrafo habla de la “Universalidad” del club, y lo hacen porque, no vaya a ser, que ser tan del terruño arruine el negocio más allá de Lérida, la pela es la pela. Y todo al parecer es entendido por todos los culerdos “del resto de España (sic) y del mundo”, resulta conmovedor (y hasta chocante que con la que está cayendo) que implícitamente reconozcan en su propia página web que Catalunya es parte de España.

Como podéis comprobar es norma del club y casi parte de sus tan traídos y llevados “valors”:Hay que nadar y guardar la ropa.

El Barça sigue los principios del gran Groucho Marx, en una de sus más célebres, ácidas y brillantes frases decía: “Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros”

Continuará…

 

Deja un comentario