Mentiras Culerdas V

Por: @DanielHeredero

EL FICHAJE DE DI STEFANO

Decía en el anterior capítulo que Agustí Montal Galobart cedió su presidencia a Enric Martí Carreto, quien sería presidente del Barcelona desde el 16 de julio de 1952 al 22 de septiembre de 1953, en ese breve lapso de tiempo, demostró su ineptitud hasta límites insospechados, siendo él y la habilidad y terquedad de D. Santiago Bernabéu las causas de que Alfredo Di Stefano terminara recalando en Chamartín y no en Les Corts.

Quizá sea este asunto una de los orígenes de la mayor cantidad de rumores falsos, insidias y mentiras culerdas de todos los habidos hasta la fecha, aunque el asunto Neymar tiene visos de ser una nueva fuente inagotable de las habituales y vergonzantes mentiras de la gent blaugrana.

Para poder entender el caso tenemos que aclarar varios extremos de un asunto de por si enrevesado.


¿A QUE CLUB PERTENECÍAN LOS DERECHOS DE ALFREDO DI STEFANO?

Para desenmarañar este caso lo primero que conviene saber es a quien pertenecían los derechos federativos de Di Stefano.

Di Stefano en el año 1953 jugaba en Millonarios de Bogotá, club que pertenecía a la liga DIMAYOR de Colombia, una asociación de clubes profesionales “pirata”, fuera del control de la Asociación Colombiana de Fútbol y por extensión de la FIFA. Jugaba allí porque su club de origen RiverPlate y Di Stefano y otros jugadores de la plantilla mantenían un conflicto por impagos y otras cuestiones que llevó a la asociación gremial de futbolistas argentinos a la huelga, la situación se enquistó y tras un año sin jugar (y también sin cobrar) decide junto a colegas argentinos y de otros países sudamericanos irse a jugar a la liga DIMAYOR colombiana, entonces Colombia contaba con una moneda muy fuerte (con paridad con el dólar) y muchos emprendedores con alto poder adquisitivo vieron en el fútbol una buena manera de ganar dinero. Así en el año 1949 Di Stefano se enrola en el club de Bogotá.

La FIFA ante la situación creada impide que Colombia pueda participar en los torneos organizados por dicho organismo incluida la Copa del Mundo. Algo que crea una gran tensión en el país cafetero, la propia liga DIMAYOR, es consciente que el hecho de perjudicar a Colombia no hace sino estropear su imagen interior, y por otro lado impide que aquellos clubes adscritos a dicha liga pudieran competir con otros clubes integrados en FIFA a través de sus respectivas federaciones nacionales, lo cual les restan muchos ingresos. Ante este conflicto, la asociación colombiana, DIMAYOR y la FIFA se reúnen en diversas oportunidades hasta que finalmente alcanzan un acuerdo en la capital de Perú, que por este motivo se le llamó el “pacto de Lima”. Esta es la transcripción literal de dicho pacto:

LOS ACUERDOS DEL PACTO DE LIMA

• Primero: Expresar su satisfacción por la unificación del fútbol colombiano, realizado sobre la reincorporación de la Dimayor a la Asociación Colombiana de Fútbol, razón por la cual en lo sucesivo se desenvolverá dentro de la órbita de la FIFA.

• Segundo: Las delegaciones integrantes de este Congreso, con facultad para ello, autorizan a todos los jugadores a permanecer en los clubes donde ahora actúan en Colombia, hasta el 15 de octubre de 1954, incluyendo los partidos que se realicen dentro o fuera del país.

• Tercero: Los jugadores a quienes se refiere esta conclusión quedarán, a partir del 16 de octubre de 1954, reintegrados automáticamente a las Asociaciones de origen. Dentro de los días que la Asociación Colombiana de Fútbol fije, se compromete y se obliga a remitir a todas las entidades afiliadas a la Confederación y al Comité, la misma lista que integran los jugadores de los institutos y deberá actuar el 15 de octubre, conforme a lo previsto en el segundo punto.

• Cuarto: La Asociación Colombiana de Fútbol no podrá transferir a ninguna Asociación extranjera los jugadores cuya situación está contemplada en el segundo punto, salvo un convenio mutuo con la Asociación del país al cual pertenecía originalmente el jugador.

• Quinto: La Asociación Colombiana de Fútbol se reservará el derecho de autorizar, antes de expirar el plazo fijado -15 de octubre de 1954- el retorno de cualquiera de los jugadores mencionados a sus Asociaciones de origen.

• Sexto: Cualquier duda o diferencia que pudiera surgir en el cumplimiento o interpretación del presente acuerdo, así como lo relativo a la situación de los jugadores en material del mismo, o en casos imprevistos, será resuelto por el Presidente de la Confederación, a cuyo efecto las Asociaciones afiliadas designarán un árbitro, cuyo fallo será definitivo, sin recurso alguno.

• Séptimo: Remítase copia de esta Resolución a la FIFA para todos sus efectos. Con este acuerdo, refrendado y tutelado por la FIFA, la situación de la Saeta Rubia es clara, pertenece a Millonarios hasta el 15 octubre de 1954 y no es hasta el día 16 de octubre de 1954 que sus derechos hubieran sido devueltos al equipo argentino RiverPlate.

Así que la culerada miente cuando afirma que el jugador pertenecía a RiverPlate en 1953.


EL INTERÉS POR EL JUGADOR

Se ha dicho y escrito largo y tendido sobre el asunto, pero las pruebas a las que he tenido acceso ponen a la vista un hecho que no debería suscitar mayor polémica, a pesar de que algunos de nuestros queridos “historiadores” culés niegan esta información.

La primera declaración pública sobre el interés en el jugador por parte de uno de los dos clubes la realiza el propio Bernabéu en 1952.

De hecho la primera vez que la Saeta Rubia jugó en España lo hizo en el Bernabéu en uno de aquellos bolos que organizaba Don Santiago con el objeto de recaudar fondos, en aquellos tiempos en que no había competición (recordemos que la Copa de Europa aún era un proyecto en aquellos días).
Mientras tanto Alfredo se declara en rebeldía y decide regresar a Buenos Aires, sin que su situación contractual quede resuelta con Millonarios, quien de hecho y ante su ausencia decide denunciar al jugador, quien ya había recibido un anticipo de 500.000 pesetas (de las de entonces)del millón y medio que le pagaba el club colombiano. Dinero que algunos meses más tarde tendría de devolver el argentino.


COMO SE GESTA EL POLÉMICO FICHAJE

Y en estas el Barcelona a través de Pepe Samitier decide empezar la casa por el tejado y se pone en contacto por teléfono con River y llega a un acuerdo para el traspaso de sus derechos al Barcelona (derechos que hubiesen sido efectivos en octubre de 1954) a cambio de 1 millones de pesos argentinos, pagaderos antes del día 10 de agosto de ese año 1953, aprovechando una gira por Venezuela para disputar la Pequeña Copa del Mundo ese verano, el presidente Martí Carreto los servicios del jugador desde esa misma temporada, y Senior le pide 89.000 dólares por dichos derechos, cantidad que disgusta al presidente culé que les comunica su disposición a tener al jugador sin jugar un año y ahorrarse tal suma aquella respuesta disgusta a Millonarios y la negociación se rompe. El día 23 de julio el Real Madrid llega a un acuerdo para abonar 89.000 pesos colombianos (recuerdo que aquel entonces había paridad dólar/peso) y hacerse con los derechos de Millonarios, unas semanas más tarde el propio Senior volaría a Madrid para ratificar el acuerdo.

Dicho acuerdo entre Real Madrid y Millonarios deja asombrados a los culés, que no llegan a comprender el alcance de la maniobra, puesto que entienden, que esa cantidad sólo le concede al Madrid la posibilidad de que Alfredo juegue un año en Madrid.

Ante dichos acontecimientos, el día 25 de julio, el presidente Martí Carreto declara en Caracas, dónde se encuentra junto con su equipo, que desiste de obtener el traspasodel jugador ante las “crecidas exigencias” del club Millonarios, tales declaraciones hacen saltar las alarmas en las oficinas de RiverPlate, que entiende que el Barça no va a abonar las cantidades pactadas y se pone en contacto con el Real Madrid.

El día 29 de julio, el RiverPlate aclara a un suspicaz emisario del Barcelona, y ante los rumores de que también los argentinos han llegado a un acuerdo con el Real Madrid, que el acuerdo sobre el traspaso al Barcelona del jugador sigue vigente, en tanto el Barcelona pague las cantidades acordadas (1 millón de pesos argentinos) antes del 10 de agosto, y que de no ser así iniciaría gestiones con el Real Madrid.

El día 30 de julio el vicepresidente del Barça Narcís de Carreras desde Barcelona tiene que salir al paso, y manifiesta en relación con el fichaje de Di Stefano que “El Barcelona está completamente de acuerdo con el RiverPlate para su traspaso. La Junta ha obrado con una unanimidad absoluta entre los directivos aquí y los de Caracas; y la declaración del presidente del club de que Di Stefano no le interesaba al Barcelona fue solo una declaración muy hábil, que ha servido para aclarar el asunto” para terminar diciendo que “Di Stefano jugará en el Barcelona” (ABC, 31 de julio de 1953, edición de Andalucía). No cabe duda que lo que Narcís de Carreras llama “una declaración muy hábil” es una auténtica cagada de Martí Carreto, que de una tacada, enfada a Millonarios, mosquea a RiverPlate y pone en aviso a Di Stefano del funcionamiento del “Mes que un Club”.

El 31 de julio, el Barça abona a River el millón de pesos con 10 días de antelación, para evitar problemas y para conseguir una posición de fuerza en el asunto. Pero sin el acuerdo con Millonarios no hay posibilidad alguna de que Di Stefano juegue para el Barça al menos durante 1953.

A todo esto Di Stefano está sin jugar ni entrenar en Barcelona y como ha tenido que devolver el anticipo a Millonarios empieza a preocuparse seriamente de su situación personal, deportiva y económicarecluido en un hotel de la Ciudad Condal y con Pepe Samitier cómo único “amigo” y enlace con el club.

El día 2 de agosto el poco diligente Martí Carreto declara “Di Stefano jugará por el Barcelona, aunque deba quedar un año inactivo y no actuará con ningún otro club. Hemos pagado 1 millón de pesos argentinos por el traspaso de Di Stefano al club argentino RiverPlate; y si el Club Millonarios no acuerda también el traspaso, Di Stefano quedará inactivo durante un año y luego jugará por el Barcelona, cuando en julio de 1954 termine la opción que actualmente tiene Millonarios y único club con derechos sobre él” (ABC, 4 de agosto de 1953, edición de la mañana, página 31).

En esta declaración reconoce los derechos de Millonarios y además se equivoca en la fecha en que concluían los mismos ya que no era en julio de 1954 sino el 15 de octubre de ese año. Esto desarma total y absolutamente la especulación culé de que Di Stefano era de River y que Millonarios no tenía ningún derecho sobre el jugador. Una mentira más desmontada.

El 10 de agosto, Pepe Samitier toma la decisión irrevocable de no continuar cómo secretario técnico azulgrana, echo no muy bien aclarado, aunque parece claro que Samitier no entiende el desbarajuste que preside el club que le paga y decide no formar parte del circo. Y se lleva a Aguilas (Murcia) a Don Alfredo para que juegue un partido benéfico que patrocina D. Armando Muñoz Calero (amigo de Samitier) a la sazón miembro del consejo directivo de la FIFA y luego arbitro en la contienda por los derechos del argentino. Ese mismo día D. Alfonso Senior presidente de Millonarios aterriza en Barajas donde es recibido por D. Santiago Bernabéu.

El domindo 16 de agosto se firma el acuerdo entre Millonarios y Real Madrid. Y ese mismo día la RFEF hace pública una nota por la que deja claro que prohíbe la actuación, bien en partidos amistosos o en simples exhibiciones de jugadores extranjeros que no se hallen debidamente inscritos y licenciados en algún club y por tanto con toda su documentación nacional e internacional en regla…

El 18 de agosto Senior declara que “técnicamente” Di Stefano permanecerá en las filas de su club hasta octubre de 1954 y que sólo lo cederá al Real Madrid y recuerda los acuerdos con FIFA establecidos en el Pacto de Lima.

El 20 de agosto el Barça manda una nota a la prensa (se hace eco entre otros el ABC en su edición del 21 de agosto de 1953 en su edición de la mañana): “El Club de Fútbol Barcelona, con fecha 15 de los corrientes, ha comunicado a la Real Federación Española de Fútbol que ha llegado a un acuerdo con el club argentino RiverPlate con el que se ha convenido la definitiva transferencia a su favor del jugador Alfredo di Stefano.

Dicho acuerdo, que ha sido registrado por la Asociación Argentina de Fútbol, fue comunicado por esta a la Federación Colombiana, la que no puede autorizar el traspaso de dicho jugador sin someterse a lo establecido en el acuerdo de la FIFA en Lima.

Como consecuencia de lo convenido, el Barcelona ha solicitado de la Real Federación Española la necesaria autorización para tratar con el jugador y concretar las condiciones definitivas de su contratación”

El día 27 de agosto emite otra nueva nota de prensa: “La RFEF nos comunica que por orden del excelentísimo señor delegado nacional de Deportes, con fecha 16 de los corrientes, suspendió la tramitación de toda solicitud para la actuación de ningún jugador extranjero. Nuestra comunicación, fecha 15, que recibió la Federación el pasado día 22, no ha sido considerada y, por tanto no puede el Club de Fútbol Barcelona fichar reglamentariamente al jugador Alfredo Di Stefano”

El día 30 de agosto, di Stefano se traslada junto a su familia a Madrid. A partir de ese momento el Barcelona es una jaula de grillos, solicita a la Delegación Nacional de Deportes que la prohibición no afecte a las operaciones que estuvieran en marcha con anterioridad a la prohibición, es decir antes del 15 de agosto, esgrimiendo el acuerdo con RiverPlate y que fue abonado en julio. El Real Madrid, el Real Valladolid y el Español de Barcelona hacen la misma petición, estos dos últimos por otros jugadores extranjeros afectados por la prohibición. En cualquier caso los nervios y la improvisación impulsan a Martí Carreto primero a intentar devolver los derechos del jugador a RiverPlate y después a intentar vender los derechos del Barça a algún equipo europeo, resultando infructuoso a pesar del interés del Inter de Milán y del Sporting de Lisboa, dada la negativa de Millonarios y el coste de la operación.

El sábado 19 de septiembre se reúne la DND con el objeto de atender esas reclamaciones y a la vez la Asociación Colombiana le niega la solicitud a la FIFA para que Di Stefano participe en un combinado Europeo que había de enfrentarse contra Inglaterra en Londres al considerar que Di Stefano violó el reglamento de la Asociación Colombiana de Fútbol, haciendo caso omiso del pacto de Lima…

Finalmente la DND admite una excepción en los casos de los jugadores cuyo fichaje estuviera en trámites con anterioridad al 22 de agosto de 1953, lo cual afecta a Alfredo Di Stefano, Carlos Ducasse (francés del Valladolid) y Prieto (peruano del Español).

Desesperado por ante la posible pérdidad de dinero, el Barcelona intenta llegar a un acuerdo con el Real Madrid con la intermediación del árbitro nombrado por FIFA, un miembro de su comité, el antes citado Armando Muñoz Calero, finalmente el 20 de septiembre se toma una decisión salomónica, Alfredo según ese acuerdo, debería jugar en 1953 y 1955 en el Real Madrid y en 1954 y 1956 en Barcelona y no participar en los enfrentamientos directos entre ellos.

El 22 de septiembre Di Stefano, tras el acuerdo firmado por Real Madrid Y Barcelona, firma su contrato con el Real Madrid, con el que ya estaba entrenando en Chamartín y debuta un día después en un amistoso en dicho estadio contra el Nancy francés.

Lo que vino después es sencillamente el nacimiento de tres mitos, Alfredo Di Stefano, Don Santiago Bernabéu y el Real Madrid. Historia y leyenda del fútbol mundial. Y ese mismo día 22 Martí Carreto presenta su dimisión…

Ya hablaremos de los motivos de la misma, su sustituto en la presidencia y de cómo y porque finalmente Di Stefano no jugó jamás con el Barcelona.

Continuará…

 

Deja un comentario